La policía escolta a los viajeros que llegan al aeropuerto de Guayaquil hasta sus hospedajes para la cuarentena del Covid-19.