Abrirán restaurantes, bares y museos en Inglaterra desde julio.