Unicef ve riesgo de hambruna infantil en Oriente Medio por la guerra de Ucrania
Autor:

Redacción Digital

La disrupción de las importaciones y los altos precios de materias primas como el trigo, aceites y combustibles derivados de la guerra de Ucrania amenazan con impactar “severamente” la alimentación infantil en Oriente Medio y el norte de África, una zona donde los problemas de malnutrición ya son muy graves.

Así lo denunció este jueves Unicef en un comunicado, donde señaló que mientras "la guerra en Ucrania continúa, millones de niños en Oriente Medio y el Norte de África" afrontan una situación en la que "las familias ya luchan por llevar comida a la mesa durante el mes sagrado de ramadán".

"Con los conflictos en marcha, la inestabilidad política, la pandemia de covid-19 y la guerra en Ucrania, la región atestigua alzas sin precedentes en los precios de la comida unidos a un bajo poder adquisitivo. El número de niños malnutridos probablemente se incrementará drásticamente", indicó Adele Khodor, la directora regional de Unicef para Oriente Medio y el Norte de África.

El documento subraya que más del 90 % de los alimentos que se consumen en la región son importados, con Rusia y Ucrania como los mayores proveedores de granos y aceite que se consumen.

En la región son varios los países que sufren malnutrición infantil debido a conflictos armados y crisis humanitarias.

Según Unicef, tan solo el 36 % de todos los niños de la zona tienen la dieta necesaria para un desarrollo saludable.

De media, uno de cada cinco niños sufre problemas de desarrollo por pobre alimentación, mientras que un 7 % de los bebés padece marasmo.

“Pedimos consolidar esfuerzos para la entrega urgente (de alimentos) y para mejorar la prevención, la detección temprana y el tratamiento de la malnutrición para atender las necesidades de millones de niños y mujeres, especialmente en los países más impactados por crisis. Es crítico para prevenir una masiva crisis de malnutrición infantil en la región", añadió Khodor.

Según datos de la organización, en Siria, el Líbano, Sudán y el Yemen, más de 9,1 millones de niños menores de cinco años y casi 13,8 millones de niños y mujeres necesitan asistencia nutricional.

De acuerdo con datos del Programa Mundial de Alimentos, los precios de aceite para cocinar han subido un 36 % en el Yemen y un 39 % en Siria, mientras que los de la harina de trigo crecieron un 47 % en el Líbano y un 15 % en Libia.