Unicef pide a Ecuador mantener las escuelas abiertas incluso con Ómicron
Autor:

Redacción Digital

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) pidió este viernes 22 de enero mantener las escuelas abiertas en Ecuador incluso a pesar de la propagación de la variante ómicron del Covid-19, para evitar "un año más de aprendizaje interrumpido".

En un comunicado emitido en Quito, y en Nueva York, donde Unicef tiene su sede, señala que este 2022 "tiene que ser el año en que la educación y el interés superior de los niños tengan prioridad".

COE aprueba retorno obligatorio a clases presenciales en Ecuador

"Esta generación de niños en edad escolar podría perder colectivamente 17 billones (millones de millones) de dólares en ingresos potenciales de por vida", afirma y señala que los más afectados son los niños que viven en entornos con pocos recursos económicos y que no tienen acceso a herramientas de aprendizaje a distancia, así como los más pequeños que se encuentran en etapas críticas de su desarrollo.

El organismo asegura que hay que evitar que se siga posponiendo el retorno a las escuelas siempre que sea posible. Cuando la transmisión comunitaria de COVID-19 aumenta y se hacen necesarias medidas estrictas de salud pública, las escuelas deben ser las últimas en cerrar y las primeras en reabrir.

Pero, en muchos casos, la decisión ha sido mantener las escuelas cerradas como primer recurso, mientras que todo lo demás ha permanecido abierto, incluso bares, restaurantes, estadios y centros recreativos, lugares donde los niños acuden con sus familias, exhorta la entidad.

COE Nacional aprueba regreso voluntario a clases presenciales

Unicef reitera que se sabe que las medidas de mitigación en las escuelas son eficaces. "Debemos utilizar este conocimiento para hacer todo lo posible por mantener las escuelas abiertas. No se puede esperar a que el número de casos sea cero. Los datos muestran claramente que las escuelas primarias y secundarias no se encuentran entre las principales fuentes de transmisión del virus", destaca.

Añade que el riesgo de transmisión del COVID19 en las escuelas se puede controlar en la mayoría de los casos si se adoptan las medidas de mitigación adecuadas y más en Ecuador, que cuenta con la ventaja de tener a una gran parte de la comunidad educativa con la vacunación completa. "El cierre de escuelas hipoteca el futuro de los niños y del país. Es hora de priorizar a los niños y mantener las escuelas abiertas de forma segura", finaliza el comunicado.

Clases presenciales suspendidas

Precisamente en el Ecuador el retorno voluntario y presencial a clases se había previsto para la semana del 17 de enero. Sin embargo, el incremento de contagios motivó a las autoridades a aplazar ese retorno en momentos en los que las familias se habían preparado con pruebas y medidas para enviar a sus hijos a las aulas.

El país entró en una fase de semaforización con 193 cantones declarados en rojo y tan solo dos en verde. La capital de la República entró el martes en alerta roja que se prolongará hasta el próximo martes. Mientras el COE nacional anunciará la tarde de este sábado 22 de enero de 2022 las nuevas medidas luego de analizar las cifras de los contagios en la semana que termina y que ha sido considerada la más crítica.