TC Televisión | UNICEF: en la guerra, el agua sucia es más peligrosa para los niños que la violencia

UNICEF: en la guerra, el agua sucia es más peligrosa para los niños que la violencia

mar. 22, 2019

Los niños menores de 15 años tienen casi tres veces más probabilidades de morir por enfermedades debido a la falta de agua potable e instalaciones sanitarias que por la violencia en los países en conflicto, informó el viernes el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Los niños más vulnerables son los menores de 5 años, que tienen 20 veces más probabilidades de morir a causa de enfermedades que de la violencia, dijo el informe de la UNICEF, publicado en el Día Mundial del Agua.

Específicamente, los niños mueren de enfermedades relacionadas con la diarrea, como el cólera, cuando el conflicto restringe el acceso al agua potable, señaló.

La investigación analizó las consecuencias para la salud del agua cuyo consumo no es seguro y el saneamiento para los niños en 16 países en conflicto, incluidos Myanmar, Afganistán y Yemen.

“En estos conflictos, y en otras emergencias, proporcionar agua y saneamiento de manera rápida, integral y segura es una cuestión de vida o muerte”, señala el informe.

UNICEF reportó 85.000 muertes por diarrea debido a la falta de agua, instalaciones sanitarias e higiene en niños entre 2014 y 2016, en comparación con poco menos de 31.000 muertes debido a la violencia, citando datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No es sorprendente”, dijo a la Fundación Thomson Reuters, Tomas Jensen, asesor de medicina tropical de la organización benéfica médica Médicos Sin Fronteras.

“A menudo son los que corren mayor riesgo, especialmente los niños pequeños que no han desarrollado inmunidad contra las bacterias que pueden causar enfermedades diarréicas”, dijo.

De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, las enfermedades relacionada con la diarrea es la segunda causa de muerte en todos los niños menores de 5 años, causando deshidratación.

Los expertos señalan que los niños y los bebés son más vulnerables a la deshidratación, ya que pierden líquidos más rápidamente que los adultos y tienen menor capacidad para comunicar sus necesidades.

En un conflicto, viajar a una fuente de agua puede conllevar el riesgo de recibir un disparo o de una agresión sexual, según el informe.

En Yemen, que ha tenido una de las peores epidemias de cólera en la historia reciente, un tercio de los casos fueron niños menores de 5 años, según la OMS.

El informe de UNICEF observó algunas excepciones, indicando que los niños menores de 15 años en Irak y Siria tenían más probabilidades de morir por la violencia, al igual que los menores de 5 años en Siria y Libia.

Fuente: Reuters