TC Televisión | Una mujer se pone un pulpo en la cara y termina en la sala de emergencias con parálisis facial

Una mujer se pone un pulpo en la cara y termina en la sala de emergencias con parálisis facial

ago. 12, 2019

Jamie Bisceglia estaba participando en un concurso de pesca de salmón cuando decidió tomarse una foto con el molusco, sin saber que este tenía un pico con el que inyecta veneno a sus presas.

Una mujer estadounidense se puso un pulpo en la cara para hacerse una fotografía original y acabó en un hospital después de que el cefalópodo le atacara y paralizara con su veneno el lado izquierdo de su rostro. El hecho se produjo el 2 de agosto cerca del puente de Tacoma Narrows, en el estado de Washington, informó Kiro 7.


Jamie Bisceglia estaba participando en un concurso de pesca de salmón cuando decidió tomarse una foto con el molusco sin imaginar las consecuencias. La mujer contó que el animal le clavó su pico en la barbilla dos veces, provocándole un dolor intenso y abundante sangrado.

"¿Pueden decirme loca? Sí, es un pulpo en mi cara. No sabía que tenían un pico para inyectarte. Bueno, me pasó a mí. ¡Ouch! Mi mentón está hinchado y no paraba de sangrar. Ahora solo está supurando. ¡Pero voy a cocinarlo para la cena!", escribió Bisceglia en su cuenta de Instagram al compartir las fotografías previas al ataque.

"¿Pueden decirme loca? Sí, es un pulpo en mi cara. No sabía que tenían un pico para inyectarte. Bueno, me pasó a mí. ¡Ouch! Mi mentón está hinchado y no paraba de sangrar. Ahora solo está supurando. ¡Pero voy a cocinarlo para la cena!", escribió Bisceglia en su cuenta de Instagram al compartir las fotografías previas al ataque.


La mujer creía que el cefalópodo era un ejemplar joven de pulpo gigante del Pacífico, pero un portavoz del acuario Point Defiance dijo al medio local que probablemente se tratara de un pulpo rojo del Pacífico. Los expertos afirman que ambos tienen un potente pico que usan para romper y comer cangrejos, almejas y mejillones.

Los expertos advierten que la mordedura de estas dos especies contiene un veneno poderoso que utilizan para inmovilizar a sus presas. "Todavía tengo dolor. Estoy tomando tres antibióticos diferentes. Dicen que la hinchazón puede ir y venir durante meses", agregó Bisceglia tras afirmar que no volverá a hacer algo parecido.

Fuente: Actualidad RT