Un nuevo estudio afirma que el dinero sí puede comprar la felicidad después de todo

Un nuevo estudio sobre la conexión entre el bienestar y el altruismo reveló que un grupo de estudiantes universitarios considera que el dinero puede comprar la felicidad. La investigación halló que el acto de donar plata para salvar una vida, produjo felicidad al principio, pero los efectos no duraron en el tiempo porque después de un mes, los alumnos que habían donado fueron menos felices que aquellos que optaron por quedarse con el efectivo.

“El comportamiento prosocial no aumenta inequívocamente la felicidad porque el gasto prosocial naturalmente requiere renunciar a algo más, lo que puede disminuir la felicidad por derecho propio”, escribieron Armin Falk y Thomas Graeber, los autores del estudio.

Conoce al joven que devolvió los 5.000 dólares que depositaron por error en su cuenta bancaria

Imagen: Relacionada a la noticia

La investigación, publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences, pidió a casi 300 estudiantes universitarios alemanes que eligieran entre dos loterías para después calificar sus niveles de felicidad. Si los individuos escogían la lotería A, tenían muchas posibilidades de ser elegidos para recibir 100 euros (116 dólares americanos) para su uso personal. Si en cambio, elegían la lotería B no recibían dinero, pero podían activar un regalo de 350 euros (407 dólares americanos) para salvar una vida amenazada por la tuberculosis.

La tuberculosis es una enfermedad mortal. El trastorno pulmonar infeccioso mató a 1,5 millones de personas en 2018, según la Organización Mundial de la Salud, lo que la convierte en una de las 10 principales causas mundiales de muerte y la principal causa de un solo agente infeccioso, incluso por encima del VIH/SIDA.

Dos tercios de los casos de tuberculosis en el mundo están en solo ocho países: India tiene el mayor número de casos, seguida por China, Indonesia, Filipinas, Pakistán, Nigeria, Bangladesh y Sudáfrica.

Ambos escenarios de lotería en el estudio fueron reales: los investigadores pagaron a los sujetos un total de 40.764 euros (47.000 dólares americanos) y donaron 111.300 euros (129.000 dólares americanos) a una organización benéfica india sin fines de lucro, Operation ASHA, que combate la tuberculosis. Cada 350 euros ayudarían a identificar, tratar y curar a cinco pacientes adicionales en la India. Se estimó que esos cinco pacientes eran el equivalente a salvar una vida humana adicional de la enfermedad.

En los entornos de laboratorio, aproximadamente el 60% de los estudiantes eligieron salvar vidas, y sus respuestas en una encuesta indicaron un sentimiento de autosatisfacción y felicidad por su elección.

VIDEO | Joven mensajero devolvió más de $300 que se encontró en la calle

Imagen: Relacionada a la noticia

Pero el placer no duró. Cuando se contactó con ellos un mes después por correo electrónico, sus niveles de felicidad habían caído por debajo de aquellos que originalmente habían decidido quedarse con el dinero.

Curiosamente, las personas más felices al final del estudio fueron aquellas que eligieron la lotería para salvar vidas, no entraron en esa lotería y fueron elegidas al azar más tarde para recibir 100 euros. Pudieron cosechar los primeros beneficios psicológicos de dar y los últimos beneficios "egoístas" de gastar el dinero.

"Si bien esto les impidió realmente salvar una vida, no tuvieron que sacrificar el alto pago, y pudieron decirse a sí mismos (y/o a otros) que habían hecho lo que estaba en su poder para lograr el resultado prosocial", escribieron los autores del estudio.