Un hombre terminó en el hospital por exceso de vitamina D
Autor:

Redacción Digital

Una sobredosis de vitamina D de un hombre británico es una advertencia para las personas que están considerando agregar suplementos vitamínicos a sus vidas, según un artículo publicado este martes en la revista BMJ Case Reports.

Después de una visita a un nutricionista privado, el hombre comenzó a tomar más de 20 suplementos de venta libre todos los días, incluidas 50.000 unidades internacionales (UI) de vitamina D tres veces al día. Esa es una dosis cientos de veces más alta que las recomendaciones nutricionales estándar.

Al cabo de un mes, el hombre empezó a sufrir náuseas, dolor abdominal, diarrea y episodios repetidos de vómitos, además de calambres en las piernas y zumbidos en los oídos.

El hombre, cuyo nombre no fue revelado, se enteró de los suplementos en un programa de entrevistas de radio y luego se comunicó con el nutricionista del programa, dijo el Dr. Alamin Alkundi, coautor del informe y endocrinólogo del hospital William Harvey en East Kent en el Reino Unido, que trató al hombre.

Comunicado de Ministerio de salud informa que no hay cambio en salud de paciente chino

"El registro por parte del regulador no es obligatorio para los nutricionistas en el Reino Unido y su título no está protegido, por lo que cualquiera puede ejercer como nutricionista", dijo Alkundi en un correo electrónico.

A diferencia de las vitaminas solubles en agua, que el cuerpo puede eliminar fácilmente, la vitamina D y sus primas, las vitaminas A, E y K se almacenan en el hígado y las células grasas del cuerpo hasta que se necesitan. El consumo muy por encima de la dosis diaria recomendada puede acumularse hasta niveles tóxicos.

El hombre del estudio de caso estaba tomando una dosis diaria de 150.000 UI de vitamina D, que era "375 veces la cantidad recomendada", dijo Alkundi. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido normalmente recomienda 400 UI de vitamina D al día para niños mayores de 1 año y adultos.

El hombre dejó de tomar los suplementos cuando comenzaron los síntomas, pero su condición no mejoró. Cuando lo remitieron al hospital dos meses después, había perdido casi 13 kg y sus riñones estaban en problemas. Las pruebas mostraron que había tomado una sobredosis de vitamina D, una condición llamada hipervitaminosis D.