Un hombre murió en Israel tras contagiarse dos veces de coronavirus con cepas distintas | TC Televisión

Un hombre murió en Israel tras contagiarse dos veces de coronavirus con cepas distintas

Israel confirmó la muerte de un hombre que había contraído por segunda vez el coronavirus, tras contagiarse tres meses después de pasar el virus de una nueva variante de la COVID-19.

Es el primer caso de este tipo en Israel en el que muere un paciente reinfectado de la enfermedad y fue confirmado por el Centro Médico Sheba, situado cerca de Tel Aviv.

El hombre, de 74 años, era residente de una residencia de ancianos y había pasado el coronavirus en agosto, aunque en noviembre volvió a ser ingresado por dificultades respiratorias y murió el mismo día que fue hospitalizado.

Los casos de reinfección de COVID-19 solo se han registrado en un pequeño número de pacientes en todo el mundo.

Al respecto, la jefa de Enfermedades Infecciosas del Centro Médico Sheba, Galia Rahav, aseguró que se trata de algo “muy preocupante si una persona puede enfermar varias veces con COVID-19 cuando el virus cambia”.

“¿Cuál será el papel de la vacuna en esa situación?”, cuestionó Rahav, según declaraciones recogidas por Times of Israel.

Por otra parte, el Gobierno israelí decidió el lunes vetar la entrada de extranjeros y ordenar que todos los israelíes que vuelvan del exterior sean puestos en estricta cuarentena en hoteles para evitar la expansión de la nueva cepa del virus detectada en Inglaterra, informaron medios locales.

Según el digital Ynet, la medida entrará en vigor el miércoles a las 14:00 hora local (12:00 GMT), y tendrá una duración de 10 días.

El acceso de extranjeros no estará permitido por dos semanas, excepto en circunstancias especiales, concretó el mismo medio.

La medida tendrá un impacto relativamente reducido, ya que Israel mantiene el veto de entrada a turistas desde el inicio de la pandemia.

Según el diario local Haaretz, el cierre -que disminuirá en gran medida los vuelos hacia el Aeropuerto Ben Gurión de Tel Aviv- se aprobó por el Gabinete de Ministros, que fue convocado hoy de urgencia a petición del primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Este defendió “cerrar los cielos” para impedir la propagación de la mutación, aseguró que ya se ha extendido “por muchos países” y alertó que el mundo está “al comienzo de una expansión muy rápida”.

La entrada viral masiva en Israel debe reducirse tanto como sea posible, mientras en Inglaterra están en estos momentos comprobando qué es exactamente este virus, si es resistente a la vacuna y otras cuestiones”, añadió.

Con la nueva medida, todos los israelíes que regresen de cualquier parte del mundo serán puestos en un aislamiento de 14 días en hoteles gestionados por el Estado, en lugar de aislarse en sus domicilios, como hacían hasta ahora, concreta Haaretz.

Hasta el momento, Israel ha registrado 378.259 casos de coronavirus desde el inicio de la crisis sanitaria, de los cuales 3.111 son pacientes que han perdido la vida a causa de la COVID-19.

Lo más reciente