Un ataque contra ciudadanos chinos en Pakistán mata a dos niños

Al menos dos niños murieron y un chino resultó herido este viernes en un ataque suicida en el sur de Pakistán, el último contra ciudadanos de China en este país, indicaron responsables.

El ataque tuvo lugar en la ciudad portuaria de Gwadar, donde se está construyendo una autopista en el marco de un proyecto chino de infraestructuras de miles de millones de dólares.

"Un suicida atacó un vehículo que transportaba trabajadores chinos que regresaban de la obra", dijo a la AFP un alto responsable de seguridad, que pidió el anonimato.

"Un ciudadano chino resultó herido y dos niños que jugaban en la carretera murieron", agregó.

Un funcionario de policía también confirmó el ataque y las muertes a la AFP, y añadió que otro niño resultó herido de gravedad.

La seguridad de los trabajadores chinos es un asunto de preocupación en Pakistán, donde reside un gran número para supervisar y trabajar en proyectos de infraestructuras.

Estos proyectos financiados por China han generado resentimientos, especialmente entre grupos separatistas, al considerar que benefician poco a los habitantes locales.

El mes pasado, nueve chinos murieron en el noroeste de Pakistán en un atentado suicida contra el autobús que los transportaba.