TC Televisión | Uber y Lyft, ¿desaparecerán en California, Estados Unidos?

Uber y Lyft, ¿desaparecerán en California, Estados Unidos?

sept. 12, 2019

El Senado de California aprobó este martes una iniciativa de ley que obliga a compañías como Uber y Lyft a clasificar a sus miles de conductores en el estado como empleados y no como contratistas independientes, un cambio que promete sacudir el modelo de negocios de economía compartida bajo el que operan muchas empresas de tecnología basadas en aplicaciones para teléfonos móviles.

El proyecto de ley fue avalado con 29 votos a favor y 11 en contra, la mayoría de la oposición representada por legisladores republicanos, y cuenta además con el apoyo del gobernador Gavin Newsom. En caso de convertirse en ley, la medida entraría en vigor a partir del 1 de enero de 2020 y requeriría designar a los trabajadores como empleados si la empresa ejerce algún control sobre su desempeño laboral o si las tareas que ellos desempeñan forman parte del modelo de negocio cotidiano de la compañía.

Pero el alcance del proyecto de ley AB 5 no se limita a los conductores de compañías como Uber, Lyft y DoorDash, quienes a finales del mes pasado amenazaron con gastar $90,000,000 para llevar a las urnas su propia iniciativa que les permita mantener a sus miles de conductores bajo el estatus de contratistas independientes.

Los autores de la propuesta aseguran que impactará a cerca de un millón de trabajadores en California que por décadas han operado bajo el estatus de contratistas, sin acceso a protecciones básicas que les garanticen un salario mínimo, pago de tiempo extra o un seguro de desempleo. Además de los conductores de servicios de viajes compartidos y entrega de comida, la medida espera beneficiar a trabajadores en la industria de la construcción, limpieza, transporte y salones de belleza.

Una vez que sea firmada por el gobernador, la AB 5 se convertiría en una de las legislaciones más estrictas sobre clasificación de trabajadores en los Estados Unidos y podría sentar un precedente para otros estados que busquen los mismos beneficios para quienes trabajan en el sector de la economía compartida. Sindicatos de trabajadores están impulsando una iniciativa similar en el estado de Nueva York, mientras que otros como Washington y Oregon podrían aprovechar la coyuntura para revivir propuestas parecidas que fracasaron en el pasado.

Para compañías como Uber y Lyft, cuyo modelo de negocios depende casi en su totalidad de un ejército conformado por miles de conductores dispuestos a trabajar como contratistas independientes con pocos beneficios y horarios flexibles.

Fuente: univisión