Trump quiere 500 millas de muro negro y “más caliente que el sol”, y lo quiere ya mismo aunque sea delito: “Yo os perdonaré”

ago. 29, 2019

El presidente, Donald Trump, desea completar cientos de millas del muro fronterizo antes de noviembre de 2020, cuando se juega su reelección, y para ello ha ordenado que se aceleren los contratos de construcción, valorados en miles de millones de dólares, y se ignoren leyes medioambientales y sobre propiedad privada aun a riesgo de cometer delitos, según ha informado el diario The Washington Post.

Si algún responsable gubernamental fuera condenado por este motivo, Trump ha sugerido que usaría el perdón presidencial en su favor, según el citado diario.

El presidente se ha comprometido ante su electorado en diversos mítines electorales a completar hasta 500 millas de barrera antes de las elecciones, pero hasta ahora sólo se han ejecutado 60 millas, y ha sido para sustituir o reforzar tramos ya existentes.

A sólo 14 meses de las elecciones, Trump considera que este asunto podría constituir una humillante derrota. Así, cuando en alguna reunión se le indica que el suelo donde se planea levantar el muro es de propiedad privada, pide que se expropie sin más, y si se le indica que puede ser ilegal añade: “No os preocupéis, yo os perdonaré”, ha indicado el diario.

Construir lo más rápido posible el muro no significa sin embargo que no lo quiera construido de una determinada manera: debe ser una barrera de metal pintada de negra y terminada en afiladas puntas

El presidente prometió un muro de cemento que pagaría México. Pero…

El pasado enero rectificó:

“Dije que iba a construir el muro, no dije que lo fuera a hacer de cemento”, explicó, aduciendo que “el acero es más fuerte que el cemento”. “La gente necesita poder ver a través del muro”, añadió, en referencia a los agentes migratorios.

En febrero trascendió que quería hacer con esa valla:

“Vamos a pintarla de negro, se pondrá tan caliente que será imposible trepar por encima”, le dijo a sus asesores, “así será más caliente que el sol”.

Ya antes había concedido que, aunque la frontera sur del país se extiende unas 2.000 millas, no haría falta levantar una barrera desde el océano Pacífico hasta el Golfo de México, sino sólo entre 700 y 900 millas. Primero, porque ya hay 654 millas de muro construido, a las que se suman otras 51 millas con barreras dobles o triples. Y porque, además, “hay un montón de barreras naturales”, entre ellas montañas “y ríos violentos y crueles” que sirven como muro natural.

De esas 700 o 900 millas que prometió Trump, no se ha construida ni una hasta el momento. La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) ha publicado un video grabado a vista de pájaro para mostrar los trabajos de construcción en San Luis, un suburbio de Yuma (Arizona) no lejos de Mexicali.

La agencia federal ha presumido de haber levantado, con ayuda del Ejército, más de 60 millas de muro desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en 2017, y ha asegurado que completará 450 millas antes del final de su mandato en 2020.
Pero esas 60 millas de valla (de 30 pies de altura, puntiaguda y un coste de 10 millones de dólares por milla) no son nuevas sino renovadas y reforzadas.


Por lo demás, tampoco las ha pagado México, como prometió Trump.

El Congreso aprobó 341 millones de gasto en 2017 para reforzar 40 millas de muro en California y Texas; y 1.375 millones más en 2018 para 80 millas de refuerzos y nueva construcción en California, Arizona y Texas.

Sin embargo, la declaración del estado de emergencia en la frontera ha permitido a Trump desviar fondos militares para ampliar estos proyectos.

En los próximos días, por ejemplo, el Pentágono aprobará una partida de 3.600 millones que serán tomados de otros proyectos militares para construir el muro, después de que el Congreso, controlado entonces completamente por el Partido Republicano, rechazara la petición de 5.000 millones realizada por Trump.

Fuente: telemundo