Trump dice que China quiere volver a la mesa para negociar un acuerdo comercial

ago. 26, 2019

Luego de finalizar la semana pasada con un capítulo más de fuertes tensiones, amenazas y represalias comerciales, el presidente Donald Trump anunció este lunes que China se puso en contacto de la noche a la mañana con funcionarios de comercio de Estados Unidos para decirles que querían volver a la mesa de negociaciones.

Al margen de la cumbre de las principales naciones industrializadas (G7) en Biarritz (suroeste de Francia), Trump elogió al presidente chino Xi Jinping como un gran líder y dijo que acogía con beneplácito su deseo de llegar a un acuerdo y de mantener la calma, reportó Reuters.

Ese día, Trump anunció que aumentaría dos rondas de aranceles anunciadas previamente y que aún no han entrado en vigor, y además avanzó que podría invocar la Ley de Emergencia Nacional para ordenar a las empresas estadounidenses que operan en China que abandonen sus actividades en ese país. La llamada guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo remeció nuevamente los mercados financieros internacionales, en el contexto de temores a una nueva recesión global. En un tono positivo, el presidente estadounidense recalcó que "empezaremos muy pronto" las conversaciones con Pekín y "veremos qué pasa", subrayando que "ellos quieren logran un acuerdo", algo que consideró "muy importante".

Mientras Trump recibía con agrado el gesto del gigante asiático, en Pekín el Ministerio de Relaciones Exteriores advertía China que está dispuesta a tomar más medidas para proteger sus intereses si Estados Unidos avanza en la promulgación de nuevos aranceles.

Un portavoz dijo que China espera que Estados Unidos pueda volver al camino de la racionalidad, añadiendo que el "desacoplamiento" no resolverá los problemas actuales. La bajada del tono entre Washington y Pekín probablemente logró amortiguar la caída de las bolsas europeas este lunes, cuando los inversores huyeron de los activos de mayor riesgo.

Las pérdidas en Europa no fueron tan dramáticas como las de Asia de la noche a la mañana. Sin embargo, luego de caer medio punto porcentual en el momento de la apertura y alcanzar su nivel más bajo desde el 16 de agosto, el índice paneuropeo STOXX 600 cayó un 0.33% para el 0755 GMT.

"Es exactamente de acuerdo con nuestro escenario de caso base, que es que la guerra comercial continuará escalando, esa es también la razón por la que no le damos demasiado valor a los últimos comentarios", dijo Teeuwe Mevissen, economista senior de mercado en Rabobank, citado por Reuters.

Fuente: univisión