Su familia lo dio por muerto, pero fue hallado por la policía durmiendo
Autor:

Redacción Digital

Un joven estudiante que se había mudado a Córdoba, en España, compartió en su cuenta de Twitter cómo sus padres lo habían dado por muerto porque se olvidó de llamarlos por teléfono y contestarles las llamadas. Fue hallado por la policía con vida durmiendo.

No puede ser que me acuerde todos los días de cuando la policía me rompió la puerta para ver si estaba vivo, entraron a mi departamento y yo estaba durmiendo. Lo peor es que me hice el malo y digo, ‘¿que hacen acá?’ y el policía comunica a la comisaria el individuo está con vida”, expresó Renzo en su cuenta de Twitter, donde se presenta como jugador de rugby del Jockey Club de Villa María.

"Tocaban el timbre, la puerta y no contestaba"

Renzo comentó en primera instancia que "resulta que me voy a vivir a Córdoba para estudiar, el segundo día de vida en CBA le digo a mi mamá 'mañana llámame temprano, tipo 8, porque me junto a desayunar con los chicos, yo ahora me voy a dormir (era la 01:00 AM)', resulta que se me ocurre sentarme a repasar".

Sin embargo, durante un momento se percató que eran las 05:00 AM y que no le avisó a su progenitora que se había ido a la cama a esa hora.

La mujer lo llamó a las 08:00 AM, pero él no le contestó, puesto que nunca escuchó las alarmas que había dejado. De ahí en más todo comenzó a empeorar: "A las 9.30 le dicen a un vecino que me toque la puerta, me tocaban el timbre, la puerta y yo no contestaba (me tocaban de tal forma que se enteró todo el piso de que me estaban llamando a mí)... el vecino habla con mi vieja y mi mamá le dice que por favor abran la puerta".

Renzo indicó que en ese instante -y mientras su familia lloraba preocupada- decidieron realizar una denuncia en la policía para que efectivos pudieran abrir la puerta legalmente.

La llegada de la policía

Finalmente, los uniformados se hicieron presentes en el inmueble en donde estaba y entraron de manera sorpresiva, provocando la reacción inmediata del joven: "¿Qué hacen acá?’, les pregunté, y antes de responderme el policía comunica 'el individuo está con vida en el domicilio'".

"Para cuando agarro el celular después de eso tenía 124 llamadas perdidas y eran las 12:00 PM, se va la policía y llega mi familia. Fue la mejor anécdota de mis tres meses viviendo solo. Moraleja: no me den por muerto", manifestó Renzo.

Asimismo, el joven detalló que el hecho se llevó a cabo el 1 de febrero de este año y que sus hermanas lo convencieron de contarlo públicamente porque la historia podía interesarle a la gente.

"Ya no vivo más ahí, volví a Villa María. Estaba haciendo el ingreso estudiar Derecho en la Universidad Nacional de Córdoba, pero no pude entrar. Así que me volví y estoy estudiando acá", agregó.