Stéphanie Frappart es la primera mujer en arbitrar un partido de la Champions League | TC Televisión

Stéphanie Frappart es la primera mujer en arbitrar un partido de la Champions League

“Si una mujer se lo propone, va a llegar adonde quiera”. Estas palabras salieron de la boca de Zulma Quiñónez, la primera árbitra sudamericana que estuvo a cargo del VAR en un encuentro por la liga paraguaya de fútbol. A pocas semanas de su incursión, en Europa escribió su nombre en la historia del fútbol la francesa Stéphanie Frappart, que se convirtió en la primera mujer en arbitrar un duelo por Champions League masculina.

La jueza de 36 años nacida en Valle del Oise registra una dilatada carrera en el arbitraje, donde desde hace rato instaló su nombre como una de las mejores de su rubro. De hecho el año pasado fue galardonada como la mejor árbitra del mundo por la IFFHS (Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol).

Antes de su incursión en el duelo de hoy disputado en Italia entre la Juventus y el Dinamo Kiev, válido por la quinta jornada de un Grupo G de la Liga de Campeones que tiene clasificados al Barcelona y la Vecchia Signora, Frappart ya había vaticinado su inminente llegada a los primeros planos por sus destacadas actuaciones en etapas previas. En 2014 se transformó en la primera mujer en dirigir en la segunda división de Francia y cinco años más tarde fue ascendida a la Ligue 1, justo antes de asistir como una de las designadas para la Copa del Mundo Femenina Francia 2019 (allí arbitró la final entre Estados Unidos y Holanda).

Es árbitra FIFA desde 2011, cuando condujo su primer cotejo en un torneo femenino europeo Sub 19 de la UEFA. A partir de allí su carrera fue en ascenso y su primera estrella personal fue la participación en la Copa del Mundo Femenina 2015 disputada en Canadá. En medio de los Mundiales tuvo a cargo la final de la Copa del Mundo Femenina Sub 20 de 2018, también en Francia, con España y Japón de protagonistas.

Sentía vocación desde niña por el arbitraje. “Hay que ser muy apasionada para quedarse en el arbitraje cuando te insultan cada fin de semana en los niveles más bajos. Yo era terca como una mula y siempre he vivido en un mundo de chicos”, comentó hace un tiempo Stéphanie, quien hoy fue secundada por sus compatriotas hombres Hicham Zakrani, Mehdi Rahmouni (jueces asistentes), Karim Abed (cuarto), Benoît Millot (encargado del VAR) y Delajod Willy (asistente del VAR).

Pero sin lugar a dudas su antecedente más fresco y que le sirvió como trampolín para ser considerada en este tipo de encuentros de elite en esta temporada fue su designación para la final de la Supercopa de la UEFA 2019 jugada en Turquía entre los británicos Liverpool y Chelsea.

Fuente: infobae.com

Lo más reciente