Se volvió a cancelar el lanzamiento de Artemis 1, el programa que busca volver a la Luna
Autor:

Redacción Digital

El lanzamiento de la misión Artemis I sin tripulación fue cancelado una vez más tras luchar contra problemas con la carga de combustible mientras se preparaba para lanzarse en un viaje histórico alrededor de la Luna.

El lanzamiento estaba programado para el sábado por la tarde, pero esos planes se cancelaron después de que el equipo descubrió una fuga de hidrógeno líquido que pasaron la mayor parte de la mañana tratando de resolver.

El hidrógeno líquido es uno de los propulsores utilizados en la gran etapa central del cohete. La fuga impidió que el equipo de lanzamiento pudiera llenar el tanque de hidrógeno líquido a pesar de intentar varios procedimientos de solución de problemas.

Es la segunda vez en una semana que la agencia espacial se ve obligada a detener la cuenta regresiva del lanzamiento debido a problemas técnicos. El primer intento de lanzamiento, el lunes, se canceló después de que surgieron varios problemas, incluso con un sistema destinado a enfriar los motores del cohete antes del despegue y varias fugas que surgieron mientras se alimentaba el cohete.

La NASA cancela el lanzamiento de Artemis I, programa que busca volver a la Luna

<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">La misión <a href="https://twitter.com/hashtag/Artemis?src=hash&ref_src=twsrc%5Etfw">#Artemis</a> I a la Luna ha sido pospuesta. Los equipos técnicos intentaron solucionar un problema con una fuga en el hardware que transfiere combustible al cohete, pero los intentos fueron infructuosos. Ofreceremos una conferencia de prensa más tarde. <a href="https://t.co/gsouiojos9">https://t.co/gsouiojos9</a></p>— NASA en español (@NASA_es) <a href="https://twitter.com/NASA_es/st... 3, 2022</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script>

La fuga de hidrógeno líquido se detectó a las 7:15 a.m. ET en la cavidad de desconexión rápida que alimenta al cohete con hidrógeno en la sección del motor de la etapa central. Fue una fuga diferente a la que ocurrió antes del lanzamiento cancelado el lunes.

Los controladores de lanzamiento calentaron la línea en un intento de obtener un sello hermético y el flujo de hidrógeno líquido se reanudó antes de que volviera a ocurrir una fuga. Detuvieron el flujo de hidrógeno líquido y procedieron a "cerrar la válvula utilizada para llenarlo y drenarlo, luego aumentar la presión en una línea de transferencia terrestre usando helio para tratar de volver a sellarla", según la NASA.

Ese plan de solución de problemas no tuvo éxito. El equipo intentó nuevamente el primer plan para calentar la línea, pero la fuga volvió a ocurrir después de reiniciar manualmente el flujo de hidrógeno líquido.