Se enteró que tenía cáncer cuando dio a luz a su bebé
Autor:

Redacción Digital

"Quiero concentrarme en crear recuerdos", expresó Lois Walker, una británica de 37 años que llevaba un año con dolores abdominales, sin saber cuál era realmente su diagnóstico. Sin embargo, fue notificada de una terrible enfermedad en el que se suponía que debía ser uno de los días más felices de su vida.

Fue cuando estaba dando a luz a su tercer hijo cuando el médico que la atendió descubrió que tenía varios tumores en su organismo. En esta línea, la paciente fue finalmente diagnosticada con cáncer terminal en etapa 4.

Lo más impactante fue la reacción que tuvo un doctor en medio del respectivo parto, quien, al percatarse de lo avanzada que estaba la enfermedad, no pudo aguantar las lágrimas y rompió en llanto en ese instante.

Lois se mostró evidentemente afectada por la situación y, en primera instancia, señaló que "mis hijos son mi propósito. Quiero concentrarme en crear recuerdos. Si el amor pudiera salvarme, nunca moriría".

Cáncer: un nuevo tratamiento destruyó tumores en enfermos terminales

Imagen: Relacionada a la noticia

Sin embargo, tampoco ocultó su molestia, puesto que el tiempo que estuvo con los constantes dolores, llamó unas veinte veces a su médico de cabecera e hizo varios viajes a farmacias. Incluso, algunos especialistas le recomendaron que dejara algunos productos, como los lácteos.

Pese a aquello, la noticia la recibió cuando estaba dando a luz. En ese momento, los doctores hallaron cáncer en sus ovarios, como también el revestimiento de su abdomen y ganglios linfáticos, una vez que su bebé naciera por cesárea.

En este contexto, Lois expresó que "ha sido absolutamente diabólico. Se llaman a sí mismos profesionales de la salud y se supone que deben brindarnos atención, pero eso es negligencia".

"Siento que podría haberse detectado antes, para no tener este diagnóstico tardío, y dejaré tres hijos. Si el NHS (Servicio Nacional de Salud del Reino Unido) no reconoce que las cosas deben cambiar, lo siento por todos", agregó.

Si bien la mujer se ha sometido a seis rondas de quimioterapia y dos cirugías, los doctores dejaron en claro que, por ahora, lo más probable es que no sobreviva.