“Se busca vivo o muerto”: un empresario ruso ofrece un millón de dólares por la cabeza de Putin
Autor:

Redacción Digital

Un empresario ruso residente en EE.UU, Alex Konanykhin, ofreció una recompensa de un millón de dólares por la cabeza del presidente ruso, Vladímir Putin, “como criminal de guerra”, en plena operación militar en Ucrania.

“Prometo pagar un millón de dólares a cualquier oficial de policía que, cumpliendo con su deber constitucional, arreste a Vladimir Putin como un criminal de guerra según el derecho ruso e internacional”, escribió el empresario en su perfil de Facebook hace unos días, en una publicación con una foto al estilo del Lejano Oeste y las palabras “se busca vivo o muerto”.

Putin dice no estar en contra de la posible adhesión de Ucrania a la UE al no ser este un bloque militar

La publicación fue eliminada por la red social, como escribe el propio Konanykhin, exbanquero y antiguo miembro del círculo político del expresidente Boris Yeltsin, en un post más reciente, donde vuelve a repetir el texto pero esta vez sin la foto, aclara.

Konanykhin, quien emigró a Estados Unidos a mediados de los años 90, también posteó la información en su cuenta de LinkedIn.

“Como ciudadano de etnia rusa (escribió en su publicación) veo como mi deber moral facilitar la desnazificación de Rusia. Continuaré ayudando a Ucrania en sus heroicos esfuerzos para resistir el asalto de la horda de Putin”, afirma en su oferta de recompensa.

“Putin no es el presidente ruso, ya que llegó al poder como resultado de una operación especial de volar edificios de apartamentos en Rusia, luego violó la Constitución al eliminar las elecciones libres y asesinar a sus oponentes”, escribe también.

Konanykhin, de 55 años, es un rico empresario que formó parte de una delegación rusa en los EE. UU. en 1992 bajo la presidencia de Boris Yeltsin. Pero se peleó con el Kremlin después de que lo acusara de malversar 8 millones de dólares del Russian Exchange Bank en Moscú y se le concedió asilo para permanecer en los EE. UU. en 2007.

“Continuaré ayudando a Ucrania en sus heroicos esfuerzos para resistir el ataque de Putin”. Después de que se informó que Facebook prohibió la publicación, Konanykhin se explicó con más detalle: “Algunos informes sugieren que prometí pagar por el asesinato de Putin. No es correcto. Si bien un resultado así sería aplaudido por millones de personas en todo el mundo, creo que Putin debe ser llevado ante la justicia”.