Salió a ayudar a un vagabundo y más tarde su esposo los encontró teniendo relaciones íntimas
Autor:

Redacción Digital

"Voy a ir a buscarla, algo está pasando", dijo Eduardo Alves, un personal trainer de 31 años, residente de Jardim Roriz, Brasil. Su esposa había salido hacía mucho tiempo a ayudar a un vagabundo, acompañada por su madre. Pero en algún momento se separaron y la mujer ya llevaba varias horas sin dar señales. Eran cerca de las diez de la noche y el hombre salió a investigar.

Eduardo se dirigió a los exteriores de la Escuela Primaria Parroquial y allí encontró el auto de su esposa estacionado. Cuando se acercó, vio alguien estaba en su interior y al asomarse por la ventana vio a su mujer y al vagabundo teniendo sexo dentro del vehículo. Las cámaras de seguridad de la zona, lo grabaron arribando al lugar a las 22.30 del miércoles pasado. En la filmación se lo ve enloquecer al darse cuenta de lo que ocurría.

Brasil aprueba la venta y uso de autotest contra covid-19

Las imágenes los muestran golpeando primero el capot del auto, luego las ventanas hasta que finalmente Alves dio la vuelta y abrió la puerta del lado en el que estaba la mujer. Las luces del interior del vehículo se encendieron y se desató la batalla. No se percibe con claridad a quién está golpeando, pero algunos segundos más tarde el vagabundo bajó del carro y Eduardo fue tras él. Lo alcanzó y lo golpeó hasta que el vagabundo cayó al suelo, donde le pegó varias patadas.

En otra escena se ve a la mujer, de 33 años, bajar del vehículo, arrodillarse en el suelo mientras Eduardo Alves seguía atacando al hombre. Otras personas aparecieron en el lugar e intentaron calmar a la pareja. Cuando la policía llegó todos fueron enviados a la Comisaría que investiga el caso.

La persona sin hogar fue llevado al hospital. Tenía moretones en la cara y los dos ojos morados.