Sacerdote y monja renunciaron a sus votos por amor: "No quería una vida sin ella"
Autor:

Redacción Digital

El exsacerdote Daniel Genovesi y la exmonja Mercedes Tarragona optaron por dejar que el amor se haga cargo del destino de sus vidas, aunque eso haya significado que ambos dejaran su hábito, para consagrarse el uno al otro como pareja.

Según sdpnoticias, los fieles a la Iglesia Católica renunciaron a sus votos por amor, así que decidieron hacer su vida juntos. Además, una productora audiovisual de Estados Unidos planea realizar una miniserie de esta pareja.

El tiempo pasó y Daniel Genovesi se percató de que “no quería una vida sin ella”, estaba muy enamorado de Mercedes. Ambos sin votos decidieron casarse y confesaron que fue una etapa complicada debido a que tuvieron que acostumbrarse a vivir fuera de la iglesia, según el medio citado.

La historia parte con una anécdota de Mercedes. Ella explica que su vida estaba encerrada en una pequeña burbuja, “caja”, que logró abrirse una vez que conoció al joven cura. “Él me fue abriendo ventanas (...) había mucha luz afuera, mucha cosa linda”, afirmó

Mercedes explicó que desde pequeña, incluso cuando ingresó al convento, nunca la educaron para comprender los sentimientos. Por eso comparaba lo que sucedía con la historia de algunos santos que durante su vida llevaron amistad espiritual entre sacerdotes y monjas.

Sin planificar una salida, ambos se encontraban. Esas coincidencias eran la excusa perfecta para que ellos pasen horas juntos. Una especie de destino que ya les anunciaba que estaban hechos el uno para el otro.

"Fue simplemente tomar la decisión de emprender un camino juntos”, dijo Daniel Genovesi, ex sacerdote.

Actualmente sirven a Dios de otra manera

Actualmente, tienen dos hijas y se convirtieron con el tiempo al anglicanismo. Daniel, a pesar de haber dejado sus responsabilidades con iglesia, aún se sentía llamado a continuar el camino de Dios. Desde Uruguay lo invitaron a que asuma su cargo como obispo anglicano de la región.

Ambos residen en Punta del Este, en Uruguay, donde siguen ayudando a varias personas en el ámbito espiritual y continúan escribiendo una página más de su inesperado vínculo de amor.