Ricky Martin podría ser condenado a 50 años de prisión
Autor:

Redacción Digital

Si el veredicto acaba siendo de culpabilidad, la pena máxima que le podría caer a Ricky Martin sería de 50 años de prisión. ¿La razón? El demandante es su sobrino, Dennis Yadiel Sánchez, quien asegura que mantuvo una relación sentimental con el cantante que duró siete meses. Eso sí, los abogados del boricua están tranquilos: insisten en que no hay ninguna prueba concluyente.

De hecho, la demanda es por violencia doméstica y en Puerto Rico, donde las leyes por incesto permiten una sentencia de hasta medio siglo si es probada. El próximo 21 de julio tendrá lugar la primera audiencia del juicio y en ella el hijo de Vanessa Martin, la hermana del artista de Livin' la vida loca o La mordidita, tendrá que demostrar la denuncia que le interpuso, la cual implica una relación entre parientes consanguíneos.

El nombre de Dennis, a pesar de que su anonimato estaba salvaguardado por la Ley 54, que protege a las víctimas de violencia doméstica, lo sacó a la luz Eric Martin, otro hermano del cantante, quien además aseguró que el joven tiene problemas mentales. Asimismo, el historial negativo del joven de 21 años para con la justicia juega en su contra: recientemente una mujer, cuya identidad no ha sido desvelada, lo denunciaba a él por acoso después de que este la amenazase con destruir su vida.

El sobrino del artista de 50 años asegura en la demanda que Ricky Martin consumía drogas y alcohol y que fue él quien decidió dar el paso de romper la relación, algo que no sentó bien a su tío, quien comenzó a llamarlo con insistencia y a perseguirlo. La jueza Raiza Cajigas Campbell, del Tribunal de Primera Instancia de San Juan, emitió una orden de protección contra el cantante.

Este, que ha insistido en que las alegaciones son "totalmente falsas", está pasando una muy mala racha: por un lado sus excompañeros del grupo Menudo han denunciado públicamente los abusos sexuales que recibieron por parte del mánager de la boyband y, por otro, ha sido demandado por su ex mano derecha, Rebecca Drucker, que le reclama 3 millones de euros, asegurando que le ha salvado en varias ocasiones de destruir su reputación y ha llegado a asegurar que Ricky quiso silenciarla con extorsiones.