Retiraron del mercado una cuna señalada por causar la muerte de más de 30 bebés

abr. 24, 2019

Luego de la polémica alrededor de la muerte por asfixia de más de 30 bebés mientras se encontraban en sus cunitas -comúnmente llamadas mecedoras- la empresa Fisher-Price anunció que retirará del mercado casi 5 millones de ejemplares del cuestionado modelo.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos​ (CPSC, por sus siglas en inglés) advirtió que cualquiera que haya comprado una cuna Fisher Price Rock'n Play Sleeper deben dejar de usarla de inmediato y ponerse en contacto con la marca para recibir un reembolso o un cupón.

Fisher-Price y la CPSC dijeron que las muertes ocurrieron después que los bebés giraron para quedar recostados sobre su abdomen o de lado. Y resaltaron que en el momento no tenían colocados los cinturones de la cuna.

Un artículo publicado por la revista Consumer Reports indicó que algunos de los infantes murieron por sofocamiento.

Anteriormente, la Academia Americana de Pediatría había exhortado a Fisher-Price y a la CPSC a retirar las sillas, que calificó de "mortales".

En un comunicado, la empresa defendió la seguridad de sus productos y anunció el retiro voluntario de la venta "debido a incidentes reportados en donde el producto fue utilizado contrario a las advertencias de seguridad e instrucciones".

El retiro incluye aproximadamente 4,7 millones de sillas que se vendieron entre 40 y 149 dólares desde 2009.

Según Fisher-Price, la CPSC pidió a los consumidores que dejen de usar la silla a los tres meses de edad, o "tan pronto como (los niños) empiecen a saber cómo darse la vuelta".

"Sostenemos que nuestros productos son seguros. Sin embargo, debido a los incidentes reportados en los casos en que el producto se utilizó sin seguir las advertencias e instrucciones de seguridad, decidimos retirar voluntariamente" las sillas, escribió en un comunicado Mattel, dueña de Fisher-Price.

Fuente: infobae.com