¿Qué problema existe con la vacuna contra el covid-19 de Astrazeneca? | TC Televisión

¿Qué problema existe con la vacuna contra el covid-19 de Astrazeneca?

Todos los focos están ahora, que parece que por fin dejamos atrás la tercera ola de la pandemia en España, sobre si el Ministerio de Sanidad se decide o no a autorizar la inmunización de mayores de 55 años con la vacuna de Oxford/AstraZeneca, algo que le han pedido que haga, entre otros, comunidades autónomas y el Consejo General del Colegio de Médicos.

Este último emitió un comunicado en el que le recrimina que no lo haya hecho aún, “a pesar de que tanto la Agencia Europea del Medicamento como la OMS no plantean ninguna limitación por edad por arriba, autorizándolas para mayores de 18 años. Tanto Alemania como Francia ya han rectificado su error inicial, ampliando su uso hasta los 65 años”.

Y es que todas la vacunas aprobadas para uso general pueden, en casos excepcionales, causar reacciones adversas graves, y las de la covid-19 no serán una excepción, y más teniendo en cuenta el proceso como se han desarrollado y aprobado, el volumen en que se producen, cómo se distribuyen y conservan y las prisas por administrarlas cuanto antes nada menos que a la mayor parte de toda la población mundial.

En ese contexto, no parece haber indicios de que la de AstraZeneca sea peor que las de Pfizer/BioNTech y Moderna (las dos primeras en aprobarse). Un estudio que forma parte del proyecto EAVE II, de la Escuela de Salud pública de Escocia y las universidades de Edimburgo, Strathclyde, Aberdeen, Glasgow y St Andrew, ha analizado datos recopilados entre el 8 de diciembre y el 15 de febrero, cuando se administraron 1,14 millones de vacunas y el 21% de la población escocesa recibió una primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. Y sus conclusiones son: que, a la cuarta semana después de recibir la dosis inicial, las vacunas de Pfizer y AstraZeneca reducen el riesgo de hospitalización por covid-19 hasta en un 85% y 94%, respectivamente; y que, entre las personas de 80 años o más (uno de los grupos de mayor riesgo), la vacunación se asoció con una reducción del 81% en el riesgo de hospitalización en la cuarta semana, cuando se combinaron los resultados de ambas vacunas.

Lo más reciente