Por un extraño rasgo supo que su esposo era el padre del bebé de su mejor amiga

Hailey Custer, de 28 años, residente de Wickenburg, Arizona, tuvo un gran giro en su vida cuando se enteró que el padre del hijo de su mejor amiga, no era nada menos que su propio marido.

La joven, quien llevaba casada al menos seis años con Travis Bowling, compartió su historia en TikTok y no tardó en hacerse viral, llegando a miles de cibernautas.

De acuerdo a su relato, la mujer tuvo sospechas cuando halló un "defecto congénito" en el menor de edad, idéntico al que tenía su marido.

La mujer habló con Caters News, donde aseguró que en ningún momento sospechó que algo pudiese haber pasado entre ambos. "Teníamos esa naturaleza de ser carismáticos unos con otros y hacer bromas. No vi nada allí. Era muy ingenua, así que no pensé que sería posible que alguien hiciera eso'', declaró.

Luego, su amiga quedó embarazada y fue ella quien tomó la figura paterna. La acompañó en las citas de los médicos e incluso estuvo en el parto, recibiendo al bebé.

"En el hospital, antes de enterarme, asumí el papel de figura paterna. Estuve allí para ella en cada paso del camino. Incluso en el hospital usé la muñequera de papá, cuando ella recibió su epidural, ella se acostó sobre mí. De hecho, le di al bebé su primer baño", detalló.

Pareja usaba un muñeco para pedir comida y dinero

Imagen: Relacionada a la noticia

Días después, descubrió un detalle que cambiaría todo. El bebé tenía un defecto congénito en el cuello, lo que le haría sospechar de un posible engaño.

Cuando lo confrontó, confirmó que era el padre de su hijo. No conforme con ello, también le confesó que la engañó con al menos 30 mujeres durante el matrimonio.

"Estoy muy familiarizada con el defecto hereditario porque mi hijo mayor lo tiene, es un trozo adicional de cartílago que crece en el costado de su cuello", explicó.

"Estaba cambiando a su hija y me di cuenta de que tenía lo que llamamos los golpes de boliche, y varios de sus otros hijos también lo tienen, así que supe exactamente que ese bebé era de mi marido", dijo.

Cuando se enteró, cuenta que miró a su amiga, y ella simplemente bajó la cabeza, confirmando las sospechas del amorío entre ella y su esposo.

"No hubo palabras que decirse, solo lo supe. Estuve un poco en estado de shock. Caminé afuera cuando me enteré por primera vez y solo recé", sostuvo.

Pese a la conmoción del momento, igualmente ayudó a su amiga con el bebé, ya que la mujer era adicta a las drogas en plena recuperación, al igual que su esposo, quien además nunca quiso asumir la paternidad.

Pese al doloroso momento, no todo recae en ella y que él tuvo también culpa en la situación, ya que era el mayor traficante de drogas de la localidad donde ella vivía.

"Siempre digo que ella también fue una víctima. Especialmente cuando estás lidiando con la adicción, harás cualquier cosa por la droga que elijas y él era el mayor traficante de drogas de donde yo soy. Así que es lo que es, lo entiendo", dijo.

"No hay odio en mi corazón por ninguna de las partes. Mi exmarido y yo tenemos tres hijos juntos, así que tengo que ser copadre con él. Y al final del día, la hija de mi ahora exmejor amiga es la hermana de mis hijos. Así que no guardo ningún odio en mi corazón", afirmó.