¿Por qué el covid cuenta con vacuna y el sida no tras 40 años?

La tecnología puntera actual y la colaboración científica internacional permitieron conocer enseguida "la identidad" del agente causante de la covid-19, para la que ya hay en el mundo más de una decena de vacunas. Sin embargo, para el VIH no hay ninguna, ni preventiva ni terapéutica. ¿Por qué? ¿Dónde están las dificultades y barreras de un virus cuyos primeros casos aparecieron hace décadas?

Si bien los avances han sido muchos, hoy por hoy lo único que funciona contra el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), además de la protección para evitar el contagio, es el tratamiento con antirretrovirales.

Expertos debaten sobre tercera dosis de vacuna anticovid para estadounidenses

"Nuestro sistema inmunológico no está bien preparado para controlar el VIH", resume a Efe José Alcamí, responsable de la Unidad de Inmunopatología del Sida del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

En el caso del coronavirus, la gran mayoría logra curarse porque su sistema inmune es capaz de reconocer el virus y dirigir una respuesta de anticuerpos para controlar la infección. Las vacunas covid utilizan distintos mecanismos para estimular nuestro sistema inmunológico para responder al virus con antelación y producir los elementos necesarios -linfocitos T y B- para combatirlo.

"Pero frente al VIH no tenemos un modelo a imitar porque el sistema inmune es incapaz de controlar la infección", señala el investigador del ISCIII: "Lo que copies va a fracasar, por eso hay que diseñar vacunas que enseñen a este sistema a trabajar de otra manera".

Anuncian que vacuna contra el covid-19 mostró una eficacia del 100% contra las formas graves de la enfermedad

Imagen: Los investigadores aseguran que “son completamente distintos, el virus del VIH es muchísimo más complejo que el SARS-CoV-2” (Getty)
Los investigadores aseguran que “son completamente distintos, el virus del VIH es muchísimo más complejo que el SARS-CoV-2” (Getty)

¿Y por qué en un caso las defensas saben controlar la infección y en otro no? La respuesta está en los mecanismos de escape del VIH. Este virus tiene una mayor capacidad de mutar, más de mil veces superior a la del coronavirus, y su estructura de envuelta es distinta. El equivalente a la proteína que el SARS-CoV-2 utiliza para entrar en la célula (proteína de la espícula), en el VIH es una estructura plegada -la glicoproteína gp160- que solo se abre para introducirse en la célula.