Personal de la OMS cometió abusos sexuales en República Democrática del Congo

Al menos 21 empleados de la Organización Mundial de la Salud (OMS) son sospechosos de haber cometido abusos sexuales contra mujeres y niñas durante la respuesta al brote de ébola sufrido por la República Democrática del Congo entre 2018 y 2020, concluyó una comisión investigadora interna.

Esa comisión determinó tras doce meses de pesquisas que a algunas de las víctimas le prometieron empleos a cambio de relaciones sexuales y también recibió denuncias de nueve posibles violaciones, así como extorsiones a mujeres que fueron obligadas a abortar tras sufrir estos abusos.

Tras conocerse los resultados preliminares de la investigación, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió perdón a las víctimas, se declaró responsable de los "fallos en el sistema" que ha mostrado este caso y prometió reformas en la OMS para evitar que estos sucesos no se repitan en el futuro.

"Lo primero que quiero decir a las víctimas y supervivientes es que lo siento. Lo lamento, lamento lo que les impusieron las personas contratadas por la OMS para servirles y protegerles", dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante una rueda de prensa sobre las conclusiones de una comisión de investigación independiente.