Pareja vende a su bebé para comprar comida y salvar del hambre a sus otros hijos

Una mujer en Afganistán tomó una drástica decisión al vender por 104 dólares a uno de sus hijos recién nacidos, con el objetivo de salvar del hambre al resto de la familia, en medio de la crisis humanitaria que actualmente se vive en ese país.

La historia fue rescatada por el sitio Save the Children, que entrevistó a la madre del bebé, Bibi, de 40 años, quien aseguró que "no tenían nada" para darle a sus hijos.

"No tenemos nada, entonces, ¿cómo podría cuidarlos?", expresó Bibi. "Sufrí por tener que separarlos. Fue una decisión muy difícil, más de lo que te imaginas. Fue especialmente difícil regalar al bebé debido a la pobreza", agregó.

La mujer explicó que el lactante fue entregado a una pareja sin hijos. Y aunque tenía la intención de darlo en adopción sin ningún pago de por medio, de todos modos recibieron una pequeña suma de dinero a cambio del bebé.

"No podía pagar la leche, la comida ni los medicamentos. Con ese dinero podría comprar comida durante medio año", manifestó.

De acuerdo al citado medio, la familia había sido desplazada de su granja hace unos siete meses debido a la sequía prolongada, que ha devastado cultivos y llevado a millones de afganos al borde de la hambruna.