Padre aseguró que su hijo fallecido se movió en el ataúd

Una particular situación vivió una familia en Ecuador durante el funeral de Jaime Portilla Párraga, un joven de 26 años, quien murió en un accidente de tránsito.

Su padre afirmó que el cuerpo se habría movido al interior del ataúd, motivo por el que fue revisado por un médico particular, que confirmó que aún presentaba signos vitales.

Jaime falleció mientras realizaba piruetas con su motocicleta. Durante una competencia clandestina, chocó con otro vehículo motorizado y, pese a ser trasladado a un hospital, fue declarado muerto.

“Cuando se accidentó los médicos dijeron que ya estaba sin vida, cuando no fue así”, declaró su padre, tras presencial que el cuerpo de su hijo se movía al interior del ataúd.

Debido a la negativa de la familia, las autoridades tuvieron que intervenir y se llevaron el cuerpo, para confirmar que sí había fallecido.

Fuente: Meganoticias