Padrastro violó y contagió de VIH a dos hermanas de 11 y 13 años
Autor:

Redacción Digital

Dos niñas de 9 y 13 años de edad viven una verdadera pesadilla luego que se descubriera que su padrastro abusó sexualmente de ellas durante los dos últimos años aprovechando que su pareja se iba a vender desayunos en Ventanilla.

Juan Carlos Saavedra Jaimes fue descubierto luego que una de las niñas le contó a una de sus tías lo que el hombre le hacía cuando se encontraban a solas con él.

El abusador fue denunciado el 15 de abril de 2018 por tocamientos indebidos en agravio de una de las menores, pero la policía desestimó la denuncia en su contra y lo dejaron libre bajo la excusa que las víctimas habrían mentido.

Posteriormente, regresa a la vivienda para seguir sometiendo a las menores hasta que el pasado fin de semana las niñas contaron todos los abusos que han sufrido en los últimos dos años, sobre todo cuando su mamá se iba a trabajar.

La tía inmediatamente denunció el hecho ante la comisaría de Ventanilla y las niñas pasaron inmediatamente por el médico legista donde les confirmaron que su abusador les había contagiado de VIH e incluso ese mismo día habían sido vejadas.

“Él no pensó en mis hijas. Yo no sabía, recién me enteré el sábado”, dijo la madre de las menores, que tiene deficiencia cognitiva y problemas de lenguaje.

Drogó a su esposa por 10 años para que desconocidos la violaran

El Poder Judicial impuso 9 meses de prisión preventiva contra Saavedra Jaimes, quien durante toda la audiencia guardó silencio tras escuchar que sería trasladado a un penal.

El fiscal a cargo del caso sostuvo que el ‘monstruo’ tenía una serie de denuncias contra la libertad sexual y violación contra menores de edad. Incluso en el 2007 fue sentenciado por actos contra el pudor en agravio de una menor

El ministerio de la Mujer, a través de un comunicado de prensa, informó que desde el 1 de mayo, a través del Programa Nacional Aurora, viene atendiendo el caso de las dos hermanas que fueron víctimas de violencia sexual en el Callao.

“La psicóloga brindó contención emocional a las dos hermanas (11 y 13 años), quienes se encuentran al cuidado de su prima materna por disposición fiscal. Asimismo, las acompañó en la entrevista de cámara Gesell y derivó al Centro de Salud Comunitario del Ministerio de Salud para recibir terapia psicológica”, dice el documento.

También se indicó que se comunicó y solicitó la intervención de la Unidad de Protección Especial (UPE) del MIMP en Lima para actuar conforme a sus competencias.