Terremoto en Indonesia: Niño vivo fue hallado bajo escombros junto al cadáver de su abuela
Autor:

Redacción Digital

Un centenar de niños han muerto por el impacto del terremoto de magnitud 5,6 que sacudió Indonesia el lunes 21 de noviembre. Según las cifras otorgadas por las autoridades, hasta este miércoles 23 de noviembre de 2022, el número de víctimas se contabiliza a 271.

Los servicios de emergencia encontraron hoy miércoles tres cuerpos entre los escombros y a un niño con vida de seis años llamado Azka, que apareció junto al cadáver de su abuela, informó BNPB.

Así fue el terremoto en Indonesia que deja 162 muertos y cientos de heridos

En su último parte, la Agencia Nacional para la Gestión de Desastres (BNPB) cifró en 271 los fallecidos, de los que señaló que el 37 por ciento eran niños, mientras que el número de desaparecidos se sitúa en 40 y en más de 2.000 los heridos.

Las labores de rescate continúan hoy tras el terremoto de magnitud 5,6 y muy poca profundidad que sacudió el lunes a medio día la provincia de Java Occidental, la más poblada del país, cerca de la localidad de Cianjur, a 75 kilómetros de Yakarta.

El alto número de niños fallecidos se debe a que el terremoto se produjo el lunes a la 13.21 hora local (6.21 GMT), en pleno horario escolar, y causó estragos en cerca de 80 centros educativos, según datos divulgados por la ONG Save the Children Indonesia.

“Todavía no sabemos cuántos niños resultaron heridos o muertos, pero este terremoto ocurrió cuando las aulas estaban llenas de niños. Muchos huyeron llorando, sin saber lo que estaba pasando", señaló la víspera en una nota el responsable del equipo de respuesta de Save the Children en Cianjur, Fadli Usman.

Más de 2.900 personas, entre bomberos, voluntarios y agentes de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate de Indonesia, continúan este miércoles por tercer día la búsquedas de posibles supervivientes en medio de "múltiples obstáculos", debido a la extensión de las áreas afectadas y a las malas condiciones en el terreno tras el terremoto.