"No me dejes amor, despierta": Así fue el último adiós del bebé Derek
Autor:

Redacción Digital

Tristeza y desolación. El último adiós de Derek Pinargote estuvo marcado por la consternación en familiares y amigos. Decenas de flores y globos blancos antecedieron la llegada del cuerpo del pequeño al cementerio Jardines de Manabí, en Portoviejo.

Su madre, Génesis, lloraba de forma desgarradora. "No me dejes amor, despierta, quiero seguir contigo" , exclamaba la madre. El pequeño cofre mortuorio fue cargado por un grupo de niñas

Ella y su esposo estuvieron cerca de 20 minutos sobre el pequeño ataúd, recordando su corto paso por la tierra y negándose a creer que Derek los dejaba.

Derek falleció: esta es su historia de lucha con la atrofia muscular

El pequeño guerrero, de 1 año, quien falleció el 22 de enero, a causa de la atrofia muscular espinal (AME), pese a que en octubre de 2021 recibió el medicamento más caro del mundo para poder seguir luchando contra la grave enfermedad que padecía.

Denuncian supuesta mala práctica médica

Luego de sepultar los restos de Derek Pinargote, su madre comenzó a gritar: "Me lo mataron a mi niño, él no se quería ir, me lo arrebataron, Dios devuélvelo".

A través de la página oficial que promovió la lucha por la recuperación del menor, llamada 'Un Milagro para Derek', se publicó que existió una supuesta mala práctica médica, que derivó en el deceso del pequeño de 1 año.

Madre pide ayuda para salvar la vida de su pequeño hijo

En el escrito, Genesis Pinargote contó: “Decidimos hacer la autopsia y salió que la leche se le había regado por toda la parte abdominal y así llegó a sus pulmones, provocándole la muerte”.

La madre continuó: "Mi niño estaba bien pido justicia la muerte de mi hijo no puede quedar impune por un médico que no supo hacer su trabajo eso se llama negligencia médica y no vamos a parar hasta hacer justicia”, dice parte de la publicación posteada en Facebook.

El 12 de enero, el niño fue ingresado a una clínica privada en Quito para al día siguiente en un cirugía colocarle un dispositivo (botón gástrico), con el objetivo que Derek tenga una mejor alimentación y no necesite sondas nasogástrica.

El relato agrega que el sábado lo llevaron otra vez a la clínica para sacarle la sonda tapada y colocarle el botón gástrico, pero según lo que publicó Génesis Pinargote el médico usó una tijera que introdujo por un orificio que el pequeño tenía en su barriga para cortar un hilo y la sonda. Tras varios intentos lo logró, pero fue muy doloroso, aseguró la madre del menor.

Asimismo, según el relato, le sacó la sonda de la nariz y por tanto comenzaron a alimentar a Derek por la gastro que tenía en la pancita. Sin embargo el niño se puso mal y la leche se regaba. Su barriga se hinchó, por lo que llamaron a una ambulancia, donde intentaron reanimarlo sin éxito, hasta que se confirmó su deceso.