Netflix pierde un millón de suscriptores en el segundo trimestre
Autor:

Redacción Digital

Los malos augurios se cumplieron, pero solo en parte. Desde que la plataforma Netflix empezó a tambalearse en abril, al revelar que había perdido 200.000 suscriptores en el primer trimestre del año, y que esperaba perder dos millones en el segundo, tanto Wall Street como Hollywood aguardaban con expectación los resultados cosechados entre abril y junio, por lo que puede indicar sobre el rumbo de un fenómeno, el del streaming, que no pocos consideran que ha tocado techo.

En una jornada de generalizadas ganancias en el parqué -los tres índices principales se han anotado este martes casi un 3%-, la plataforma que en su día lideró el fenómeno del entretenimiento a demanda ha confirmado parcialmente las previsiones, con una pérdida de un millón de suscriptores entre abril y junio, la mitad de lo previsto.

La compañía ha visto crecer sus ingresos un 9% a 7.900 millones de dólares, unos beneficios que habrían sido mayores si el valor del dólar no hubiera empujado a la baja el del resto de las divisas mundiales. La mayor defección de clientes en la historia de la compañía no le ha impedido, sin embargo, salvar los muebles.

Netflix lleva los últimos tres meses ajustando su modelo de negocio para enfrentar el resto del año, en una época de creciente incertidumbre económica. Entre otras medidas adoptadas figuran el despido de 450 empleados y el anuncio de un nuevo nivel de suscripción, de cuota más barata pero, a cambio, abierto a la publicidad; también la revisión del sistema que permite el uso compartido de contraseñas, es decir, la imposición de un cortafuegos que muchos consideran se ha abordado demasiado tarde. Las decisiones del gigante del streaming se siguen con lupa entre la competencia, pues pueden marcar una nueva vía, sobre todo en lo relativo a romper el tabú de la publicidad. Otras plataformas que son competencia directa, como HBO, ofrecen desde hace tiempo dos niveles de suscripción, con distintas cuotas según ofrezcan o no anuncios.