Mujer que recibió injerto de piel en la lengua ahora le están saliendo pelos | TC Televisión

Mujer que recibió injerto de piel en la lengua ahora le están saliendo pelos

Literalmente, Annabel Lovick tiene pelos en la lengua. La mujer de 48 años superó un complicado tratamiento contra el cáncer, pero las secuelas son extrañas.

La historia de esta paciente británica se conoció en las redes luego de reportarse cómo logró vencer un cáncer de lengua que puso en peligro su vida. Hace un año, Annabel sintió una masa dentro de su lengua, y luego de varios estudios se determinó que era un cáncer.

El tumor estaba creciendo rápidamente. Sentía su lengua cansada, lenta para poder hablar, había inflamaciones. El cáncer la estaba incapacitando. “Me sorprendió el daño potencial que habría en mi voz, comer, hablar porque no tienes idea de cuánto hace tu lengua”, recordó al Daily Mail.

“Lloré y estaba preocupada, pero creo que fue más aterrador para todos a mi alrededor”, agregó.

Los médicos le recomendaron una acción quirúrgica para extraer el tumor, pero por la ubicación se debían considerar diversos factores.

Era importante asegurar la funcionalidad de su lengua reconstruida, la masticación, la deglución, el habla, la respiración, la movilidad de los músculos, de su mandíbula y la circulación sanguínea.

Annabel accedió y el procedimiento se cumplió en febrero de este año en el Hospital Guy. "Necesitaría que me quitaran alrededor de un tercio de la lengua a través de una incisión en el cuello. Me quitarían los ganglios linfáticos del cuello, algunos dientes y una reconstrucción de la lengua”, describió.

Tenían que colocar injertos de piel tomados de su pierna, así que su estadía en pabellón fue por unas diez horas. Luego, Annabel pasó 30 horas en cuidados intensivos. Las primeras 48 horas fueron decisivas, porque la operación fue muy compleja.

“Me hicieron una traqueotomía, tenía drenajes en el cuello, catéteres, sondas de alimentación, un drenaje en la pierna, ventilación y un doppler en el cuello para monitorear el suministro de sangre a la nueva lengua”, recordó esta madre de dos hijos.

“Una vez que salí de la UCI y un poco más consciente de lo que estaba pasando, encontré las restricciones de todos los tubos bastante alarmantes”, expuso.

Annabel Lovick dice que a raíz del injerto de piel, le están saliendo pelos en la lengua. Además, precisa que ya no puede besar, tragar, hablar fluidamente, lamer un helado o sus labios, algo que puede parecer sencillo para cualquier persona.

“Mi única tristeza es que no puedo besar correctamente. Es sorprendente lo importante que es esto”, destacó la mujer, quien sigue su recuperación con el apoyo de su pareja y sus hijos.

Lo más reciente