Masacre en la Penitenciaría: 12 cuerpos entre decapitados y quemados no han sido identificados

La desesperación y angustia de los familiares de los reos asesinados el pasado 28 de septiembre en la Penitenciaría de Guayaquil aún no termina, pues 10 cuerpos aún permanecen en el Laboratorio de Criminalística y Ciencias Forenses esperando a que un antropológico determine su identidad.

La masacre carcelaria del pasado martes dejó 119 fallecidos. El director Rubén Terán, jefe del Laboratorio de Criminalística, reveló que ya han sido identificados 101 cadáveres y entregados 95 a sus familiares, pero que aún 12 permanecen en los frigoríficos por reconocer.

Masacre en la Penitenciaría: cerca de 30 reos asesinados y 52 heridos

“Estamos aplicando técnicas de antropología. Si estas no nos dan resultados nos vamos a ir al cotejo de perfil genético o ADN”, dijo Terán en una entrevista a TC Televisión. También se confirmó que médicos forenses de otras provincias llegaron a la morgue para agilizar el proceso de identificación de cadáveres.

Sin embargo, pese al trabajo policial, en los exteriores del instituto forense aún permanecen familiares de los privados de libertad asesinados aguardando por los restos de sus allegados.

Ecuador enfrenta una larga crisis carcelaria por diversas causas, entre ellas una guerra por el poder entre grupos criminales al servicio de cárteles del narcotráfico, incluidos los mexicanos Sinaloa y Jalisco Nueva Generación. Miembros de esas bandas se enfrentaron a bala el martes en una penitenciaría de Guayaquil, dejando 119 reclusos muertos, entre ellos desmembrados y quemados.