Martha Sepúlveda, la mujer a quien le cancelaron la eutanasia en Colombia

El nombre de Martha Sepúlveda se hizo eco en medios y redes sociales durante los últimos días. Se trata de una mujer de 51 años a la que le autorizaron la eutanasia sin ser una paciente terminal en Colombia.

Ella solicitó la eutanasia para evitar el sufrimiento por esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad del sistema nervioso que debilita los músculos, afecta las funciones físicas y de la que no se tiene cura.

Aunque recientemente lucía una sonrisa, energía y tranquilidad, ella contó que su padecimiento se volvió insoportables a finales de 2020 cuando sus piernas dejaron de responderle.

Pero unas horas antes del 10 de octubre, día procedimiento, todo cambio. El Instituto Colombiano del Dolor (Incodol), le informó a Sepúlveda que el procedimiento no iba a ocurrir.

Incodol dijo en un comunicado que revisó la situación y estableció que Martha Sepúlveda no cumplía con el criterio "de terminalidad como se consideró en el primer comité". Dijo que Sepúlveda "tiene altas probabilidades de expectativa de vida mayor a 6 meses" y que por eso canceló el procedimiento.

La defensa y la familia de Sepúlveda dicen que se le vulneró su derecho a una muerte digna. Mientras tanto en la región hay una polémica por la cancelación de la eutanasia, pues muchos opinan que le negaron la posibilidad de evitar sufrimiento a la mujer. Otros, en un país profundamente católico, dicen que el único en quitar la vida debe ser Dios.

En Colombia la eutanasia fue despenalizada en 1997, pero solo se convirtió en ley en 2015. Desde entonces, se han realizado 157 procedimientos a enfermos terminales.