Mantuvo a su pareja más de 20 años en cautiverio, amarrada y sometida a abusos | TC Televisión

Mantuvo a su pareja más de 20 años en cautiverio, amarrada y sometida a abusos

En cautiverio, sometida a torturas y a abusos sexuales. A eso se redujo por 23 años la vida de María Eugenia, una mujer argentina a quien su pareja mantuvo retenida en la ciudad de Rosario desde el año 1996.

María Eugenia tenía 19 años cuando en diciembre de 1995 comenzó su relación a Oscar Alberto Racco, de entonces 36. Una relación que según detalla Clarín inició con un grave hecho de violencia cuando la mujer fue golpeada delante de su familia, lo que provocó una denuncia por parte de estos.

Este hecho provocó que Racco se llevara a vivir con él a María Eugenia, apartándola mediante extorsiones de su familia. Todo con la finalidad de que los padres de la entonces joven retiraran la denuncia.

María Eugenia estuvo cautiva desde el 6 mayo de 1996 hasta el 8 de mayo de 2019, día en que Racco se sintió mal y que la mujer aprovechó para buscar dinero mientras el hombre estaba en el baño, para luego escapar corriendo y tomar un taxi que la alejó de la casa ubicada en la calle Santiago del barrio Jorge Cura de Rosario.

De acuerdo al diario trasandino, María Eugenia logró comunicarse con su familia y denunciar la situación, la cual decidió hacer pública para que "la verdad se sepa" y "se haga justicia"

Según detalla la mujer de ahora 44 años por más de dos décadas vivió en un miedo constante. "No te puedo explicar el grado de miedo que una siente cuando vive con una persona así... En un momento te acostumbras a hacer lo que los otros quieren, para que no te peguen".

"Los primeros años estuve encadenada, rapada, violada, fue muy difícil... Pasaron quince días y al ver que mi familia no levantaba la denuncia, me recontragolpeó y me rapó. Me prendió fuego la ropa, me obligó a vestirme con ropa de él, para que, si me buscaban, no me reconocieran", detalla María Eugenia.

"Todos los días me golpeaba, estaba encerrada en una pieza, empapeló todas las ventanas. Yo tenía miedo hasta de asomarme. Un día había visto un papel roto, trajo una cadena, y me empezó a encadenar de un pie a la pata de la cama", agregó.

Tras dejar sus horrores atrás, María Eugenia ha podido reconstruir su vida junto a su familia. Hoy se dedica a vender alfajores y está prota a graduarse de "Mandatario del automotor". "Siempre estoy tratando de buscar una salida. Un sueño", concluye.

En cuanto a Oscar Alberto Racco, hoy de 59 años, el proceso oral en su contra se retrasó debido a la pandemia, pero desde este martes 27 de julio el hombre comenzó a ser juzgado por abuso sexual, privación ilegítima de la libertad y reducción a la servidumbre, proceso en el cual se solicitó una pena de 18 años de prisión.

Lo más reciente