Manifestantes de Hong Kong marchan al Consulado de Estados Unidos para pedir ayuda de Trump

sept. 08, 2019

Los participantes de las protestas de Hong Kong pidieron a Donald Trump, presidente de Estados Unidos, que interviniera en el enfrentamiento político en curso, que se intensificó rápidamente el domingo, con manifestantes incendiando una barricada frente a la entrada de una estación de metro en el distrito financiero de la ciudad.

Más temprano en el día, decenas de miles de manifestantes que ondeaban banderas estadounidenses marcharon hacia el Consulado de Estados Unidos en Hong Kong para pedir ayuda a la administración Trump para terminar una confrontación de tres meses con el gobierno.

La marcha comenzó en el parque público Chater Garden en Central antes de dirigirse al consulado como parte del decimocuarto fin de semana consecutivo de manifestaciones públicas en el centro financiero asiático.

En una carta que los manifestantes planeaban presentar a los funcionarios del consulado, el grupo pide la aprobación de la propuesta de “Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019” por el Congreso de Estados Unidos.

Una pancarta en la marcha decía “Presidente Trump, por favor, libere a Hong Kong” en inglés. Algunos manifestantes cantaron el himno nacional de EE. UU. mientras avanzaban hacia el consulado.

“Compartimos los mismos valores estadounidenses de libertad y democracia”, dijo el banquero de 30 años David Wong. “Estados Unidos es un país de democracia. Donald Trump es elegido por su pueblo. Queremos esto”.

Las protestas comenzaron pacíficamente pero rápidamente se convirtieron en violencia y vandalismo durante la tarde, luego de que la policía pareció arrestar a varias personas en la concurrida estación de metro Central.

Los manifestantes erigieron una barricada en una de las salidas del metro antes de prenderle fuego. Otras salidas tenían sus ventanas de vidrio destrozadas o desfiguradas con graffiti.

Los enfrentamientos del domingo indican que el intento del gobierno de Hong Kong de calmar la crisis retirando el miércoles un controvertido proyecto de ley de extradición a China, una de las cinco demandas oficiales del movimiento de protesta, había fracasado.Los principales activistas dijeron que la medida fue demasiado tarde y que el domingo ya se escuchó a grupos de manifestantes que gritaban: “Cinco demandas, ni una menos”.

Es poco probable que la marcha ponga fin a las acusaciones del gobierno chino y los medios estatales de que Estados Unidos ha estado interfiriendo en las protestas de Hong Kong.Hablando la semana pasada, el portavoz de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao, Yang Guang, acusó a los políticos estadounidenses de “dispararse” en las manifestaciones.

Fuente: CNN