TC Televisión | Madre se niega dejar de amamantar a su hijo a pesar de la enfermedad que le detectaron llamada Mastitis

Madre se niega dejar de amamantar a su hijo a pesar de la enfermedad que le detectaron llamada Mastitis

nov. 28, 2018

Summer Dawn Pointer, de 22 años, no hace caso a las advertencias y sigue amamantando a su hijo de 18 meses, los doctores le pidieron que deje hacerlo ya que le ocasionó una mastitis severa, sin embargo, la madre dijo que se detendrá hasta que su hijo se destete voluntariamente.

Summer dio a luz a su hijo Knox en mayo del 2017 en el estado de Georgia. A cinco semanas de la lactancia desarrolló síntomas de mastitis, una afección que hace que el tejido mamario se inflame y provoque dolor al paciente.

Cuando acudió con su médico le recetó antibióticos y le comentó que debería de dejar de amamantar a su hijo, pero Summer no está dispuesta a pesar del padecimiento.
"Planeo amamantar a Knox hasta que tenga al menos dos años o más, si decide ir más tiempo que eso. Me detendré cuando él esté listo para destetarse", confirmó la madre.

Ver esta publicación en Instagram

His favorite place to nurse 🌞🌊

Una publicación compartida de Summer Dawn (@summad24) el

Tiempo después de no haber tratado la enfermedad, Summer tuvo que regresar con el médico porque ya sentía severas molestias en su seno, sin embargo, fue referida a un cirujano para que le extrajera el doloroso absceso que se formó. "La cirujana quería que dejara de amamantar, pero lloré y lloré y le dije que teníamos que intentar algo más aparte de eso", mencionó Summer.

En cuanto el médico le entregó las pastillas, Summer confesó que eran los antibióticos más fuertes que había tomado en su vida. Recogió su prescripción y después no tuvo más remedio que pasar a la sala de operación para que pudiera arrojar el absceso.

Después de la intervención a su seno, la madre de Knox aseguró que le afectó a la cantidad de leche que ella producía y relató que no pudo quitarle la mama a su hijo porque pudo haber empeorado la infección.

A pesar de las continuas advertencias la mujer continuó amamantando a Knox entre ocho y diez veces al día.

"Yo amamanto en cualquier lugar y en cualquier momento. Al principio estaba un poco nerviosa solo porque era difícil de entender la situación, pero después de un tiempo se volvió más fácil, aunque he recibido críticas" comentó Summer.

La mastitis o inflamación del seno es algo común en las mujeres que amamantan. La incidencia de esta enfermedad es de un 20% en los primeros 6 meses después del nacimiento, según informa el "Ministerio de salud", quien dirige el sistema de salud y discapacidad de Nueva Zelanda.

Los síntomas de la mastitis van desde la sensibilidad mamaria, malestar general hinchazón del seno, enrojecimiento cutáneo o dolor en la lactancia y hay diferentes causas por las que se da la mastitis: la leche se quede obstruida o bacterias que ingresan al pecho.

Para evitar esta enfermedad los médicos recomiendan: extraer completamente la leche de los pechos, dejar que el bebé vacíe por completo un pecho antes de cambiar al otro, cambia de posición cada vez que amamantes y que el bebé se mantenga en el pecho al momento de que se le está amamantando.

Fuente: infobae.com