Madre murió por coronavirus y nunca pudo cargar a su hija recién nacida | TC Televisión

Madre murió por coronavirus y nunca pudo cargar a su hija recién nacida

Vanessa Cárdenas González, una joven madre de Los Angeles, Estados Unidos, perdió la batalla contra el coronavirus sin tener la oportunidad de abrazar a su hija recién nacida. La mujer, de 33 años, dio positivo para Covid-19 en noviembre, sólo unos días antes de dar a luz.

Semanas antes de que le diagnosticaran con el virus, Vanessa eligió el nombre de Heaven (Cielo) para la niña que estaba a punto de nacer. Su esposo, Alfonso González, afirma que ese nombre ahora le sirve de consuelo. "El nombre es profético de lo que le iba a pasar a mamá", dijo.

Al momento del parto ya la mujer había contraído el virus. Por lo tanto, ella y la recién nacida fueron separadas inmediatamente después del nacimiento. Heaven nació en noviembre, antes de que Vanessa presentara los peores síntomas. Debido a que la madre ya era positiva para el virus en ese momento, las únicas interacciones que tuvo con su hija fueron a través de la pantalla del celular.

Una amiga cercana de la familia, Desiree Vera, ha organizado una campaña de crowdfunding para poder ayudar a la familia. En ella detalla cómo la madre no pudo abrazar ni tener contacto con su primera niña.

Luego de dar a luz, Vanessa fue enviada a su casa con órdenes de poner en cuarentena a la bebé y a sus otros dos hijos: Ruben, de 11 años, y Joshua, de 7. Solo podía ver a su bebé por videollamadas.

La mañana siguiente, Vanessa fue trasladada de urgencia al hospital donde sufrió un infarto que le provocó una lesión cerebral. Pasó sus últimos días con un respirador en una clínica de Los Ángeles con Alfonso virtualmente a su lado orando, leyendo y tocando música para consolarla.

A pesar de la tragedia que significa la muerte de Vanessa para su familia, Alfonso habló en términos de gratitud y esperanza. Recuerda a su difunta esposa como una mujer de fe y dijo que espera que ella pueda ser recordada más allá de sus últimos días.

"Sólo quiero que la gente la recuerde como una madre cariñosa, una esposa cariñosa y una amiga cariñosa", dijo. "Ella era el tipo de persona que se detendría en seco y daría al que más lo necesitase". El esposo espera que el testimonio y la memoria de Vanessa animen a otros a hacer lo mismo.

Alfonso aseguró que su fe cristiana es lo que le mantiene fuerte al igual que al resto de su familia. En medio de su pérdida personal, recordó a los demás que el Covid-19 sigue siendo una amenaza prevalente.

Lo más reciente