Los relatos de cuatro gimnastas abusadas por Larry Nassar

Cuatro de las más de 150 atletas que fueron atacadas por el abusador se presentaron en una audiencia del Comité Judicial del Senado que investiga el mal manejo del FBI en el caso de abuso de Nassar. Simone Biles, Aly Raisman, Maggie Nichols y McKayla Maroney hablaron y señalaron la investigación deficiente del FBI. “Me siento hoy ante ustedes para alzar mi voz para que ninguna niña tenga que soportar lo que yo, las atletas de esta mesa y las innumerables personas sufrimos innecesariamente bajo la apariencia de tratamiento médico de Nassar”, afirmó la reconocida estrella olímpica Biles, de 24 años.

“Para ser clara, culpo a Larry Nassar pero también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso. USA Gymnastics, el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos sabían que yo estaba siendo abusada por su médico del equipo. Después de contar mi historia completa de abuso al FBI en el verano de 2015, el FBI no solo no reportó mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi reporte 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije”, completó entre lágrimas sobre la falta de contención que recibió y dejando en claro que hubo una inadecuada respuesta de las autoridades.

Filtran video de Simone Biles cuando sufre un problema en pleno entrenamiento

Imagen: Relacionada a la noticia

Las cicatrices de este horrible abuso siguen viviendo con todos nosotros. Como única competidora en los recientes Juegos de Tokio que fue una superviviente de este horror, puedo asegurar que los impactos de los abusos de este hombre no han terminado ni se han olvidado. El anuncio de que los Juegos de Tokio se pospondrían un año significó que yo iría al gimnasio, al entrenamiento, a la terapia, viviendo diariamente entre los recordatorios de esta historia durante otros 365 días”, sentenció la ganadora de siete medallas olímpicas que durante la cita en Japón puso en el centro de la escena la importancia de la salud mental.

Maroney tenía 19 años en 2015, cuando tomó su teléfono y durante tres horas decidió contarle en detalle todas las atrocidades que padeció al FBI incluso antes de hablarlo con su madre. Desde el otro lado de la línea recibió un seco: “¿Eso es todo?”.

La ganadora de dos medallas en los JJOO de Londres 2012 inició su declaración con testimonio resonante: “Como la mayoría de ustedes probablemente saben, fui abusada por el médico del equipo nacional de gimnasia de Estados Unidos y del equipo olímpico, Larry Nassar. En realidad, resultó ser más un pedófilo que un médico, ya que abusó de mí cientos de veces en mi cama, incluso la noche antes de competir en los Juegos Olímpicos de Londres. Sin embargo, no estoy aquí para hablar de eso, pero de lo que sí tengo que hablarles es, por desgracia para mí, de algo igualmente perturbador, y no puedo creer que esté aquí teniendo que hablar de ello. Recientemente descubrí que cuando denuncié al FBI los abusos que había sufrido, hubo ciertos agentes del FBI que optaron por falsificar lo que dije y ocultar los crímenes de Nassar al público”.

EE.UU. se compromete a donar 500 millones de dosis de vacunas más a países con menos recursos

Imagen: Relacionada a la noticia

Según afirmó el diario The New York Times, el director del FBI, Christopher A. Wray, “reconoció el mal manejo” de su agencia y le pidió disculpas a las víctimas de Nassar. Además, aseguró que el FBI despidió en las últimas semanas a uno de los agentes que estuvo involucrado desde el inicio de la investigación y que fue el que tomó la declaración de Maroney.

Sin embargo, el senador Patrick Leahy, demócrata de Vermont, apuntó contra Wray asegurándole que sus contestaciones no sirven de consuelo para estas cuatro gimnastas que brindaron su testimonio y subrayó que tampoco eran suficientemente buenas “para el pueblo estadounidense”. “Mucha gente debería estar en prisión”, advirtió. Un informe del Departamento de Justicia que se conoció en los últimos meses criticó duramente al FBI porque el erróneo procedimiento le permitió a Nassar seguir tratando a pacientes en la Universidad Estatal de Michingan y sus alrededores, incluyendo centros de gimnasia locales y una escuela secundaria.

Imagen: Relacionada a la noticia

Estos cuatro valientes testimonios dominaron los principales diarios de Estados Unidos con el foco puesto sobre la actuación del FBI. Sally Jenkins, periodista del Washington Post, resumió las miradas con un título contundente en su columna de opinión: “Larry Nassar está en la cárcel, ¿por qué no todos los que ignoraron sus crímenes?”. Ese mismo diario destacó que las cuatro gimnastas se encargaron de que la “verdad fuera fuerte e incómoda”. “El fiscal general Merrick Garland no está cumpliendo con lo suyo, y corre el riesgo de unirse a la lista de funcionarios gubernamentales canosos que aparentemente piensan que la reputación de una agencia es más importante que el cuerpo de una niña”, advierte Jenkins en su artículo.