TC Televisión | 10 secretos de Toño Navarrete: casi muere por un disparo

10 secretos de Toño Navarrete: casi muere por un disparo

nov. 26, 2018

El cantautor ecuatoriano, Toño Navarrete, visitó TC Mi Canal y reveló detalles sobre su vida tanto musical como personal. Estas son las 10 cosas que no sabía del cantante de 'Dame un besito' y 'Tic Toc'.


1. Su cabello le provoca dolor de cuello

Sí, suena raro pero así ha sido algunas veces. Por si no lo habían notado, Toño luce una trenza como peinado hace casi medio año y la única persona que se la hace es su mamá. Cuando le tocan largas jornadas de trabajo fuera de la ciudad resulta lo complicado. "Me la hago un día previo al viaje y amanezco con dolor de cuello por como duermo para que no se me dañe la trenza".

Además de provocarle molestias al dormir, su cabello y barba requieren de dos horas de arreglo, así lo dice el cantante, puesto que: "la persona que me corta el cabello es súper detallista". El cantante confiesa que "casi nadie sabe" cómo son sus largas visitas a la peluquería.


2. Es adicto al café

El cantante de "Mi Vicio" confesó que debe tomarse tres a cuatro veces al día un taza de café, para ser más específicos deben ser expresos dobles; una fuerte concentración de los granos de café recién molidos con un poco de agua. "Tengo una debilidad muy fuerte por el café, a cualquier lugar a donde voy tengo que probar el café de ese lugar, es elemental".

¿Y si no toma café? Toño confiesa entre risas que no fluye, que se pone "bruto". Entonces, si alguna vez se lo encuentran, ya saben qué le pueden invitar.


3. Tiene miedo a los caballos y también a los burros

Digamos que es un cierto respeto que guarda el cantautor luego de una experiencia de infancia. Resulta que de niño visitaba con su padres las haciendas de sus familiares en Manabí, para esa época él cuenta que era "muy fan de los caballos" hasta los ochos años. A esa edad intentó montar uno, se acercó a él para subirse y el animal reacción con patadas. "Nunca más pude treparme a uno. Y siempre que me acerco a uno me saca la pata", confiesa.

Pero la persistencia del pequeño Toño de esos tiempo no quedó ahí, él buscó a una mula para cabalgar. "Me voy corriendo durísimo con la mula y había cordeles de ropa y caí mal". ¿Imaginan el tremendo golpe que recibió en el cuello a tal punto que lo tumbó al suelo? Pues fue tan fuerte que su cuello le quedó marcado.

"Al día siguiente fui a clases, llamaron de la escuela a mis padres a preguntar 'por qué el niño tenía una línea roja marcada, la gente pensaba que me maltraban. Mi mamá, con vergüenza, tuvo que decir que me caí de una mula", cuenta el cantante.


4. Además de cantante, es runner

Hace poco Toño se dio cuenta que comenzó a bajar más rápido de peso luego de que empezara a correr 7km, entonces decidió hacerlo con más frecuencia hasta el punto que se unió a una comunidad dedicada a esta actividad deportiva. El cantante aprendió a correr mejor y se animó a competir. Ya hizo su primera media maratón y para estos días hará la segunda en Manabí. "Van a tener que inyectarme para poder correr", explica él, puesto que tiene una lesión en el hombro que le duele al ejercitarse.

¿Se animarían a correr? Tal vez también llegue a gustarles tanto al igual que le pasó a Toño.


5. También juega fútbol

A diferencia de ser runner, que es una actividad nueva para el cantante, el fútbol es una pasión deportiva que práctica desde muy pequeño. "Juego de defensa, me encanta patear a la gente", dice bromeando. ¿Y por qué no lo tomó como profesión? Siempre lo sintió como un pasa tiempo favorito, incluso lo sigue practicando con sus amigos, al menos una vez por semana.

¿Se imaginan a Toño 'cantando' un gol?


6. Jugar Play Station le salvó la vida

Suena más raro que lo del cabello, pero literalmente es cierto. Cuando tenía 15 años el joven cantante vivía en el suburbio de Guayaquil, en las calles 29 y la F. Él estaba sentado jugando Play Station cuando una bala perdida entró por la ventana de su casa y terminó en el monitor de la computadora. "Me estaba quedando dormido y ¡plop! se me cae la palanca, entonces yo me agacho (por unos segundos) a coger la palanca, súper vago, lento, y ¡pa!, me pudo haber dado o no, no sé, fue lámpara", detalla Toño, quien en ese entonces se encontraba sentado en medio del camino de la bala, entre la ventana y el monitor.


7. Construyó su propio estudio de grabación

Tienen a un Toño cantante, runner, futbolista y ahora albañil. No, no es cierto esto último, pero digamos que ha incursionado en eso para tener el estudio que quería en su casa. Con ayuda de su tío, quien si es un experto en la construcción con madera, y con sus conocimientos en producción musical hizo las especificaciones técnicas y luego manos a la obra: "ahí aprendí a golpear con el martillo". Él reconoce que su estudio no debió tomarse más de dos meses en construirse pero a él le tomó cinco.

En este lugar Toño graba sus demos o maquetas, diríamos que ahí nace "la magia" antes de que tome su forma final.


8. No quería que 'Dame un besito' fuera su canción debut

'Dame un besito' conquistó al Ecuador, esa fue la primera canción que lanzó Toño Navarrete, pero, ¿sabías que él no quería darse a conocer con esta melodía?. "Yo quería lanzar primero otra canción que se llama 'Apareciste', pero confié en mi equipo de trabajo", quienes al final tuvieron la razón.

"Esa canción fue el debut soñado", confiesa el cantante, quien se negaba a promocionarla primero puesto que la letra se había inspirado en una experiencia personal y "en ese tiempo no asimilaba mucho poder manifestar mis experiencias, porque sería como tener una conversación en chat y al día siguiente exponerla", revela el artista.

¿Qué piensan ustedes, 'Dame un besito' fue la mejor canción con la que se pudo dar a conocer Toño?


9. Tiene una cadena muy, muy especial

Pocos lo habrán notado pero el cantante de 'Tic Toc', lleva debajo de su camisa una cadena de oro con la medalla de una imagen religiosa. Se trata de la virgen de María Auxiliadora, la patrona de los salesianos y quien acude al "auxilio de los cristianos" como explica el artista.

"Es un recuerdo muy especial" el cual fue dado por su madre en el 2016. En la parte de atrás de la medalla está dibujado un micrófono, además de las iniciales de Toño con la frase: "Rcdo. de sus padres. 1992".

"No me gusta limpiarla" confiesa él, porque considera que tal cual luce demuestra que él la lleva consigo a todas partes y que se van guardando todas sus vivencias, incluso cuando la perdió por algún tiempo...

Una vez hizo un "trueque" con la cantante ecuatoriana Nikki Mackiff. "Yo le di una de mis guitarras y ella me dio uno de sus micrófonos". Había pasado un mes "súper difícil", explica él, y se dio cuenta que había perdido su cadena, incluso pensó que no la recuperaría y estaba planeando adquirir una igual para evitar decepcionar a su mamá. Pero un día la cantante le mandó un mensaje que decía "Oye, ¿esto es tuyo?" acompañada con una foto de la cadena. Resulta que el preciado objeto había viajado en el estuche de la guitarra y él pudo recuperarla.


10. Antes del show, agua bendita en sus zapatos

Este curioso ritual de Toño nació desde pequeño, cuando jugaba fútbol en las canchas del Colegio Domingo Comín, donde era alumno. "Mi papá siempre tenía en una botellita agua bendita y me decía: 'Mijito para que no le pase nada en los zapatos, para que le duren, para que no se lesione y para que haga muchos goles límpielos con agua bendita" y desde ahí, revela el cantante, que se le ha quedado como "cábala".

"Hoy por hoy, lo hago cada vez que voy a un escenario", detalla Toño, quien se toma su tiempo a solas, muy previo a sus presentaciones, para realizar el particular ritual. Él asegura que es muy creyente de estas costumbres.

¿Tienes alguna tradición como la de Toño? ¿Crees que realmente le haya funcionado al cantante?

CL.