Lo criaron pensando que era un perro y ahora mantiene aterrorizada a la comunidad

Un zorro andino tiene en vilo a la población de Lima y a las autoridades peruanas, que tratan de atraparlo desde hace tres días, luego de que se fugara de la vivienda donde sus propietarios lo habían criado como si fuese un perro.

El animal, de unos ocho meses de edad y aspecto dócil, según imágenes difundidas el sábado por la televisión local, se ha convertido en un dolor de cabeza para los habitantes del populoso distrito limeño de Comas, pues se alimenta de cuyes (roedores), patos y gallinas que se crían en pequeñas granjas de la zona.

El Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre de Perú (Serfor) invocó "a no perturbarlo a fin de lograr su captura (...) tampoco acorralarlo, porque al sentirse amenazado puede ser agresivo".

"De acuerdo con las fotografías se trata de un zorro andino (Lycalopex culpaeus), de aproximadamente ocho meses", según las autoridades locales.

El animal fue criado por una familia que creyó que era un perro de raza siberiana, como se lo habían asegurado unos vendedores de animales.

Pagaron 50 soles (unos 15 dólares) en un mercado clandestino, donde unos presuntos traficantes de especies silvestres los timaron.

"Dijeron que es un perro lobito, pero no sabíamos que era zorro. Come normal, como cualquier perro, pero cuando fue creciendo se fue notando que no era perro", dijo a América Televisión la madre de la adolescente que lo compró.

El ya famoso "run run" -como lo ha bautizado la prensa local- se convirtió a los pocos meses en una pesadilla para sus dueños, cuando empezaron a indemnizar a familias vecinas cuyos animales iban desapareciendo a medida que aumentaba el apetito del voraz depredador.

La historia ha provocado una avalancha de memes en las redes sociales y divide a la población, entre quienes desean que lo atrapen y los que piden dejarlo por las calles.