La Superliga Europea se desmorona

Uno a uno, empezaron a caer. Primero, fue el Manchester City y, luego, como fichas de dominó, los otros cinco clubes de la Premier League no tardaron en seguir el paso, antes de que no quedara ninguno en la llamada Superliga Europea.

El dramático colapso de la Superliga se produjo menos de 48 horas después de su anuncio oficial.

En un video publicado en las redes sociales del Liverpool, este miércoles por la mañana, el propietario del club, John W. Henry, considerado uno de los principales impulsores de la Superliga, se mostró arrepentido.

"Quiero pedir disculpas a todos los aficionados, a los seguidores del Liverpool Football Club (LFC), por los daños que he causado en las últimas 48 horas", dijo Henry. "No hace falta decir, pero hay que hacerlo, que el proyecto presentado nunca se iba a llevar a cabo sin los aficionados. Nadie lo pensó nunca de otra manera en Inglaterra".

"Durante estas últimas 48 horas, fueron muy claros en que no se iba a mantener. Los hemos escuchado. Yo los he escuchado. Y quiero pedir disculpas a Jurgen [Klopp, entrenador del equipo], a Billy [Hogan, director general], a los jugadores y a todos los que trabajan tan duro en el LFC para que nuestros aficionados estén orgullosos. Ellos no tienen absolutamente ninguna responsabilidad en esto".

"Ellos fueron los más perjudicados, y de forma injusta. Esto es lo que más duele. Aman a su club y trabajan para que estén orgullosos cada día. Sé que todo el equipo del LFC tiene la experiencia, el el liderazgo y la pasión necesarias para reconstruir la confianza y ayudarnos a avanzar".

Sin embargo, para la mayoría de los aficionados, una disculpa no es suficiente. El sentimiento generalizado de traición –ya que los fanáticos no fueron consultados antes de esta decisión y fueron tratados con desprecio– perdurará durante mucho tiempo.

Todavía está por ver si realmente se produce algún cambio, como por ejemplo un giro hacia el modelo alemán de propiedad de los aficionados «50+1», pero el Gobierno del Reino Unido confirmó que realizará una revisión del deporte dirigido por los aficionados si las autoridades futbolísticas no consiguen evitar la Superliga.