TC Televisión | La macabra historia de cómo se dieron cuenta que asesinó a su mamá y a su tía

La macabra historia de cómo se dieron cuenta que asesinó a su mamá y a su tía

ene. 28, 2019

Tras 14 días de intensa búsqueda Pirhya Sarussi, de 63 años, y Lily Pereg, de 54 años, fueron halladas sin vida en la propiedad Nicolás Gil Pereg, el hijo de la mayor de las mujeres. El hombre era el único sospechoso de la desaparición de las hermanas israelíes en Mendoza, Argentina.

Luego del hallazgo de las mujeres se conocieron detalles macabros del hecho.

Nicolás fue el encargado de hacer la denuncia por la desaparición de su madre y su tía. Cuando fue entrevistado por los investigadores, aseguró que había quedado en pasar a buscarlas el domingo por el edificio en el que estaban parando, pero que cuando fue al lugar no las encontró.

– En los allanamientos, la Justicia pudo verificar que el hombre, de 37 años, vive en condiciones que se asemejan a la indigencia. El domicilio de calle Roca en Guaymallén es como una especie de galpón y con muy pocos muebles. Casi nada. Piso de tierra en el que, se presume, duerme. Ahí la primera sorpresa: las condiciones de vida no coinciden con los casi dos millones de pesos -entre euros y dólares- encontrados en lugar.

Nicolás Gil Pereg, el hijo de Pirhya Sarussi, una de las víctimas.

Nicolás Gil Pereg, el hijo de Pirhya Sarussi, una de las víctimas.

– Además del dinero, encontraron cuatro armas; dos de ellas, pistolas calibre 9 milímetros, una Taurus y una Tanfloglio. Todas estaban en regla. Pero hay algo más: tenía permiso para portación, algo que no se da con frecuencia en el país.

– Encontraron gran cantidad de gatos; unos vivos, otros muertos. De hecho, un pasaje que tenía Pereg a su nombre para viajar a Roma en estos días, pero que finalmente fue desestimado, contemplaba tres felinos.

Los gatos muertos estaban en una suerte de parilla, disecándose. Obviamente, le preguntaron porque estaban ahí y qué significaba esa imagen truculenta. La explicación que dio es que como eran sus mascotas y habían fallecido, los disecaba porque la religión no permitía que fueran enterrados. Según la Halajá, que es un compendio de reglas religiosas del judaísmo, no es cierto y no existe ninguna restricción al respecto.

– El día 18 de enero, durante los allanamientos encontraron muestras en una bolsa de cemento ubicada al final de la propiedad, en una obra en construcción, también hallaron una remera del joven que tenía manchas como así también colillas de cigarrillos, entre otros elementos.

– Cuando fue detenido el hombre le respondió que “lo único” que quería decirle era que si la fiscal no lo dejaba volver a su casa para “atender a los gatos y a darle el medicamento”, la funcionaria iba a “encontrar un cuerpo”. De esta forma, el joven de 36 años quiso hacer referencia a que iba a quitarse la vida.

– Los cuerpos de Pirhya Sarussi y Lily Pereg fueron hallados en la vivienda de Nicolás Gil Pereg este sábado en horas de la tarde. Los restos de las hermanas israelíes se encontraban enterrados, tapados con piedras y tierra en el interior de una obra en construcción, en el fondo del predio junto a sus pasaportes en un pozo de poco menos de dos metros de profundidad.