La historia del niño migrante que fue hallado solo y semidesnudo en una carretera | TC Televisión

La historia del niño migrante que fue hallado solo y semidesnudo en una carretera

Wilder Ladino García es el niño que acaparó las portadas de los medios locales e internacionales por la forma en cómo fue encontrado en México, salió de San José Miramar, un caserío del municipio de Santa Rita, en Honduras, el pasado 25 de junio, acompañado de su padre, Isidro Noé Ladino Garza, de 27 años.

“Porque no tenemos dinero para comprar la comida para irnos manteniendo", dice Lorena García Vásquez, de 23 años, la madre de Wilder, quien nos abrió las puertas de su casa para contarnos por qué, junto a su esposo, tomaron la decisión de que ambos “probaran suerte”.

El lunes 28 de junio, el Instituto Nacional de Migración (INM), de Veracruz, en coordinación con la Guardia Nacional, informaron, a través de un comunicado, sobre el abandono de un niño de dos años, en un camión que "transportaba a más de 100 personas extranjeras hacinadas”.

La fotografía que mostraba al niño con la descripción que hicieron las autoridades mexicanas rápidamente se hizo viral.

Ese mismo día, en horas de la tarde, una llamada telefónica desde México, sacudió a Lorena. “Que si yo era la mamá del niño y que lo habían encontrado solito, a la par de un tráiler”, afirma a Univision Noticias que le preguntaron.

La llamada puso de cabeza su mundo, pero ver la fotografía de su pequeño Wilder dice que ha sido el trago más amargo de su vida. “Sentí desesperación por mi niño, sentí como que la vida se me había ido de este mundo. Sentí gran dolor en mi corazón porque yo estaba segura que mi niño iba para allá y nunca creí que les iba a pasar eso por el camino”.

El domingo 27 de junio a las 11 de la mañana, fue el último día que Lorena tuvo comunicación con su esposo Isidro. Un agobio se apoderó de ella porque desde que salieron, él le iba indicando por dónde iba y las condiciones en las que se ambos encontraban.

Quizás eso explique el por qué Lorena agacha su cabeza y llora cuando dice: “Yo no sabía que en el tráiler iban con otros migrantes. Como el papá del niño me dijo que iban en bus, no, no, no sé nada yo, porque irían en ese tráiler”.

Desde entonces esta mujer permanece en zozobra, pues aunque sabe que las autoridades de Migración de México tienen a su niño, no sabe exactamente dónde y cómo está su esposo, quien se comunicó con ella para decirle que estaba detenido, pero no sabe exactamente dónde.

“Como toda la gente está cruzando con menores de edad, por eso nosotros decidimos que él se fuera con el niño. La idea era que ya él al estar en migración iba a pasar con el niño para allá”, dice con un tono de voz en el que se escucha el miedo de no saber en qué va a parar esta historia.

Lo más reciente