La historia de Archie Battersbee quien está en coma por un reto de Tik Tok
Autor:

Redacción Digital

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado hoy el recurso de los padres del niño británico de 12 años en coma cerebral, Archie Battersbee, por un reto viral de Tik Tok, para intervenir en la decisión de retirar el soporte vital.

El veredicto se une a las apelaciones fallidas de los padres del niño en los tribunales más altos de Gran Bretaña para que el pequeño continúe recibiendo el tratamiento.

Battersbee fue encontrado inconsciente en su casa de Essex a principios de abril tras haber hecho un reto de Tik Tok denominado blackout challenge, el cual consiste en aguantar la respiración hasta desmayarse.

Los médicos que lo atienden han dicho que el soporte vital continuo no es lo mejor para él, lo que llevó a sus padres a emprender acciones legales.

VIDEO | Así fue trasladado Daniel Salcedo a cárcel de Cotopaxi

"El Tribunal ha decidido hoy no dictar la medida cautelar solicitada. También ha decidido declarar inadmisibles las denuncias de los solicitantes", ha dicho el TEDH en un comunicado, solo unas horas antes de que esté programado que los médicos le retiren el soporte vital.

"Por lo tanto, el Tribunal no interferirá en las decisiones de los tribunales nacionales para permitir que se proceda a la retirada del tratamiento de soporte vital de AB", ha concluido el TEDH.

El Tribunal Superior de Gran Bretaña ya dictaminó en junio que los médicos podían retirar el soporte vital de Battersbee, y un juez determinó que el niño había muerto a finales de mayo y subrayó una "falta total de perspectivas de recuperación".

Los padres de Archie Battersbee, Hollie Dance y Paul Battersbee, apelaron ese fallo, pero sin fortuna. Asimismo, la Corte Suprema rechazó la semana pasada el permiso para otra apelación.

Barts Health NHS Trust, que supervisa el hospital de Londres donde Battersbee está recibiendo tratamiento, dijo que no haría cambios en su atención hasta que se resolvieran los problemas legales pendientes.

Por su parte, Hollie Dance ha dicho que hay otros países donde su hijo podría recibir un tratamiento y que se le debería permitir buscar tratamiento en otro lugar antes de que le retiren el soporte vital.

"Lucharemos hasta el final", dijo Dance a los periodistas fuera del hospital antes de conocer la decisión del TEDH.