TC Televisión | La Fiscalía suiza imputa a tres directivos alemanes por un pago para lograr el Mundial de 2006

La Fiscalía suiza imputa a tres directivos alemanes por un pago para lograr el Mundial de 2006

ago. 06, 2019

La justicia suiza ha presentado este martes cargos de fraude contra tres exdirectivos del fútbol alemán en relación con un pago sospechoso para que Alemania se hiciese con la organización del Mundial del año 2016.

Según informó la Fiscalía General Suiza (OAG) en un comunicado, esta acusación señala que Horst Schmidt, Theo Zwanziger y Wolfgang Niersbach, y también el suizo Urs Linsi, exdirectivo de la FIFA, engañaron a los miembros de un comité supervisor de una comisión de la Asociación de Fútbol Alemana (DFB) sobre el propósito real de un pago de cerca de 6,7 millones de euros. Schmidt y Zwanziger, vicepresidentes del Comité Organizador del Mundial de Alemania, y Linsi están acusados de fraude, mientras que Niersbach, también vicepresidente del mencionado comité y, al igual que Zwanziger, expresidente de la DFB, lo está de ser cómplice de fraude. Los cuatro acusados han negado cualquier irregularidad.

Franz Beckenbauer, mito del fútbol germano y presidente del Comité Organizador de aquel Mundial, también está siendo investigado en este caso, pero este procedimiento se está llevando a cabo de forma separada por los continuos problemas de salud del Káiser hacen imposible interrogarle, remarcó la OAG.

La Fiscalía informó de que inició el pasado mes su investigación sobre las alegaciones de blanqueo de dinero en el caso y aseguró que estas investigaciones "han revelado que en el verano de 2002 Franz Beckenbauer aceptó un préstamo de 10 millones de francos suizos (más de 9 millones de euros) a su nombre y para su propia cuenta de parte de Robert Louis-Dreyfus". Louis-Dreyfus, expresidente de la firma deportiva Adidas, falleció en 2015. "Esta suma fue usada para financiar varios pagos realizados a través de una firma legal suiza a la compañía cataría propiedad de Mohammed Bin Hammam", añadió la OAG. En el momento de ese pago, Bin Hammam era miembro del Comité Ejecutivo y del Comité Financiero de la FIFA.

La justicia suiza aclaró que "el propósito exacto" de ese millonario pago al catarí "no pudo ser determinado". "También porque la correspondiente solicitud de asistencia legal mutua hecha por la OAG a las autoridades de Qatar en septiembre de 2016 permaneció sin respuesta hasta hoy", agregó.

El pago en cuestión derivó en varias investigaciones y obligó a Niersbach a su dimisión por las acusaciones de que lo usó como fondo para comprar votos en favor de la candidatura alemana.

Una comisión de investigación de la DFB concluyó que esa suma de dinero fue la devolución de un préstamo a través de la FIFA de Louis-Dreyfus, mientras que un tribunal alemán dictaminó el pasado mes de octubre que no había pruebas para llevar a juicio a los directivos por la sospecha de evasión de impuestos sobre este pago.