TC Televisión | Kate del Castillo: “No he sido llamada a testificar en el juicio de El Chapo”

Kate del Castillo: “No he sido llamada a testificar en el juicio de El Chapo”

dic. 21, 2018

Kate del Castillo ha vuelto a México después de casi tres años de ausencia. Nerviosa y sin poder contener las lágrimas, se ha presentado ante decenas de periodistas en un salón de la Ciudad de México como una "víctima de una persecución política" del Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

Su regreso coincide con la llegada al poder el pasado 1 de diciembre del nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador —quien, según cuenta, le ha expresado sus "buenas intenciones"— y con uno de los juicios más mediáticos de la historia de Estados Unidos, el del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, que le afecta directamente: "No he sido llamada a testificar por el juicio del Chapo", ha adelantado la actriz al comienzo de su conferencia.

Desde 2016 decidió no volver a pisar su país natal por "miedo" a que las autoridades mexicanas tomaran represalias en su contra tras el encuentro clandestino con El Chapo en plena fuga (en octubre de 2015). Aquella reunión supuso entonces un golpe bajo al Gobierno de Enrique Peña Nieto, que quedó herido de muerte: el mayor narcotraficante del mundo se había escapado de una cárcel de máxima seguridad, todo el Ejército y la Marina perseguían su cabeza y él estaba tomándose unos tequilas en la sierra de Sinaloa con la conocida actriz.

Kate mantiene una demanda contra el Gobierno de México pues le acusa de haber filtrado las famosas conversaciones (por mensajes) que mantuvo con el narco mientras él huía del Ejército y la Marina —y que formaban parte de una investigación secreta—, por haberla "estigmatizado" al asociarla con el crimen organizado y por haberle impedido acceder a la investigación en su contra mediante un recurso legal.

"Reunirse con El Chapo no es delito", ha insistido este jueves uno de sus abogados. "Ninguno de los dos productores que la acompañaron aquella noche con El Chapo ni Sean Penn han sido investigados. Solo yo, por mi condición de mujer y quizá por ser crítica con el Gobierno", ha añadido la actriz.

En la conferencia de prensa ha anunciado además que la indemnización que le pide a las autoridades por la reparación del daño asciende a 60 millones de dólares. Y ha presentado una queja por la misma causa ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Sus abogados han explicado que las autoridades estadounidenses han considerado la presencia de la actriz mexicana en el juicio del Chapo (en Brooklyn, Nueva York) como innecesaria. Aunque han reconocido que ha sido investigada e interrogada estos años por agentes federales de Estados Unidos. "No aporto nada porque no sé nada.

Ni siquiera estábamos en su casa, era un lugar que escogió en la sierra. Y solo pasé unas cuantas horas con él", ha sentenciado Kate. Y, según han confirmado, en México no existe ahora mismo ninguna investigación en su contra.

Fuente: elpais.com