TC Televisión | Justin Trudeau acusado de interferencia política en la justicia

Justin Trudeau acusado de interferencia política en la justicia

mar. 01, 2019

La crisis política que envuelve al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se intensificó esta semana después de que el miércoles la exministra de Justicia, Judy Wilson-Rayboud, hiciera unas explosivas declaraciones en las que le acusaba de presionarla para que interfiriese políticamente en un caso judicial que juzgaba a la mayor constructora del país, SNC–Lavalin, con el fin de evitar un juicio por corrupción.

Trudeau intentó defenderse ayer al asegurar que en ningún momento presionó a Wilson-Raybould para que ofreciese a SNC-Lavalin un trato de favor que evitaría su enjuiciamiento criminal por supuestos sobornos a altos funcionarios del régimen de líder libio Moamar Gadafi (1969-2011). “Los miembros de mi personal y yo hemos actuado siempre de forma apropiada y profesional. Estoy totalmente en desacuerdo con la descripción que la exministra de Justicia y fiscal general ofreció en su testimonio”, afirmó Trudeau

Sin embargo, el primer ministro no negó que estuviera interesado en ofrecer a SNC-Lavalin un acuerdo de enjuiciamiento diferido, que evitaría su procesamiento por corrupción, y explicó que la razón era para proteger empleos en el país. “Siempre hemos defendido y protegido empleos en Canadá. Pero siempre lo haremos respetando las normas”, añadió Trudeau.

SNC-Lavalin tiene alrededor de 9.000 empleados en Canadá, incluyendo unos 3.400 en la provincia de Quebec, donde la firma tiene su sede y el Partido Liberal de Justin Trudeau necesita obtener escaños en las próximas elecciones generales de octubre para tener la oportunidad de retener un gobierno mayoritario. La exministra asegura que el hecho de que Trudeau sea diputado por la provincia quebequense también es una de las razones para ofrecer un trato preferente a la constructora.

De momento Trudeau sobrevivió al que se considera el mayor escándalo político de su Gobierno. Desestimó ayer las peticiones de dimisión de la oposición y recibió el apoyo de un aliado dentro de su gabinete, lo que indica que no hay presión inmediata dentro de su formación liberal para expulsarlo por el escándalo.

Fuente: lavanguardia.com