Joe Biden pide al G20 que aborde las dificultades de suministro

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció nuevas medidas para aliviar los cuellos de botella en la cadena de suministro que causan dificultades de abastecimiento mundial, durante una cumbre con sus pares del G20 en Roma.

El presidente celebró una cumbre para discutir "la cadena de suministro mundial con la Unión Europea y otros 14 países afines", dijo la Casa Blanca en un comunicado.

El objetivo fue "promover una mayor cooperación internacional en los desafíos de la cadena de suministro a corto plazo y considerar el fortalecimiento y la diversificación de este ecosistema a largo plazo, desde las materias primas hasta los productos acabados, pasando por la logística y la distribución", dijo la administración estadounidense.

Flanqueado por otros líderes mundiales que asisten al G20, entre ellos el primer ministro indio, el presidente de Corea del Sur y el primer ministro australiano, Biden dijo a periodistas en Roma que las buenas condiciones de abastecimiento eran primordiales para "la mayoría de los ciudadanos".

El gobierno estadounidense está lidiando con dificultades de abastecimiento global que, desde que se reiniciaron las actividades, están haciendo subir los precios y alimentando temores de una inflación más profunda de lo esperado.

Concretamente, anunció fondos adicionales para la asistencia técnica a México y a los socios centroamericanos a fin de resolver cuellos de botella logísticos.

También se firmará una orden ejecutiva para acortar la cadena de entrega de equipos militares y "responder más rápidamente a las carencias", dijo Biden.

Además, el año que viene se celebrará una cumbre internacional con empresas privadas, organizaciones sindicales e instituciones, bajo el auspicio de Estados Unidos, a fin de avanzar en la restauración de la cadena de suministro.